Menu



Tras la segunda jornada de descanso, el Tour de Francia afronta este martes una etapa de transición que dirige a la caravana con destino a los Alpes, donde se disputarán dos días decisivos para la general.

Tras un inicio nervioso y difícil, la carrera entra en una zona más clamada, una etapa con dos caras diferentes que puede aportar dos finales distintos.

Si los aventureros logran formar una escapada con suficiente renta, la victoria de etapa puede serles propicia en una edición que no ha dejado muchas oportunidades a ese tipo de corredores.

Lea También: Bardet: \"Aguardo paciente el momento de atacar\"

Los "sprinters" tendrán dificultades para superar esa primera fase, lo que puede eliminar a algunos equipos de las funciones de caza de los fugados.

Pero el tramo final ofrece terreno suficiente como para que se eche abajo la fuga en el caso de que los equipos de llegadores se encuentren con fuerzas para preparar un final agrupado.

Los candidatos a la general estarán más pendientes de preparar lo que les viene encima que de centrarse en esa jornada.

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo