Menu



Con dos paradas desde los once pasos, la portera costarricense Dinnia Díaz se convirtió en la heroína de la selección femenina de Costa Rica para conseguir la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos Managua 2017, que se fue a los lanzamientos de penal donde las ticas se impusieron 2-0 ante Nicaragua

El empate a un gol obligó a los lanzamientos de penal para definir al campeón de las justas. Un remate en el horizontal, otro desviado y dos atajadas de Díaz más los goles de Carol Sánchez y Cristín Granados le dieron a las costarricenses, por segundo año consecutivo, la medalla de oro en las justas del área.

Con estas paradas la arquera tica nos recordó uno de sus capítulos más soñados cuando en el Premundial de la CONCACAF, en el 2014, detuvo tres penales ante Trinidad y Tobago para darle a Costa Rica la clasificación al primer mundial femenino mayor (Canadá 2015).

El partido se comenzó a complicar en un escenario inmejorable para las locales, ya que contaron desde el primer minuto con el apoyo de su afición, la cual se hizo notar en las gradas del Estadio Independencia.

De principio a fin se vieron las gradas abarrotadas por los nicaragüenses, quienes jugaron un papel de apoyo fundamental para el equipo local, que ha crecido en esta categoría y lo sigue demostrando, y que con un estilo ultradefensivo puso en aprietos a las costarricenses.

La entrenadora Amelia Valverde sabía que el escenario podía pasar factura, especialmente en las más jóvenes, por esa razón puso desde el principio al equipo estelar que llevó a estas justas. En el marco contaba con la seguridad de Dinnia Díaz y en la media con la inteligencia y el empuje de Gloriana Villalobos y Melissa Herrera, solo por citar algunos nombres de la titular.

Nicaragua, además de plantarse atrás, ahora también sabe contraatacar y crear verdadero peligro. Así lo hizo al minuto 18 cuando Kesly Pérez aprovecharía un descuido de la defensa y un balón filtrado que la dejó en un mano a mano con la portera Dinnia Díaz, quien poco pudo hacer para evitar el 1-0.

A pesar de ir en contra en el marcador, las nacionales no se desesperaron y siguieron creando opciones a gol que luego iba a traer sus réditos. Antes de conseguir el empate, una jugada muy inocente de parte de la nicaragüense Josseling Berrios dejaría diezmado a su equipo al ver la tarjeta roja tras pegarle un pelotazo a Gloriana Villalobos cuando estaba en el suelo luego de una falta.

Esa jugadora de más y la presión alta que ejerció el equipo costarricense conseguiría el empate al minuto 40 después de falta que le cometieron a Carol Sánchez dentro del área. La encarga del cobro del penal fue la capitana Katherine Alvarado, quien con un gran remate venció a la portera Bethania Aburto.

Para la etapa complementaria la tónica no iba a cambiar; una selección de Costa Rica volcada al ataque y al frente una selección nicaragüense que luchaba por evitar los ataques, que era amparada con un público totalmente metido.

Eso les sirvió a las anfitrionas para llegar hasta las instancias de penales, donde se definió la medalla de oro de estas justas. En ese apartado las nacionales anotaron dos veces y fallaron una, mientras que las locales fallaron sus cuatro tiros.

FOTO Y FUENTE: FEDEFUTBOL

LEA TAMBIÉN: Jafet Soto no descarta que Herediano juegue con Alto Rendimiento

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo