Menu

El Atlético de Madrid se convirtió en el primer equipo en clasificarse para los cuartos de final de la Copa del Rey del fútbol español a pesar de perder 3-2 ante Las Palmas en un encuentro hipotenso.

El conjunto rojiblanco ya había dejado prácticamente sentenciado su pase al ganar 2-0 en campo rival, pero no dejó una imagen de equipo solvente ni intenso. Las Palmas se quedó a un gol de distancia de la sorpresa, aunque la realidad es que sus últimos dos goles llegaron casi al final y nunca demostró tener suficiente fuerza como para lograr la hazaña. 

La primera parte ya fue gélida. Visto el resultado de la ida, ambos equipos incluyeron a numerosos suplentes en sus respectivas alineaciones y pocos se tomaron con verdadero interés la cita en el comienzo. Menos en el caso de los jugadores de Las Palmas.

El Atlético no necesitó demasiado para acumular llegadas y su ocasión más clara antes del descanso, prácticamente la única, fue con una jugada personal de Antoine Griezmann que repelió Raúl Lazoain.

El conjunto rojiblanco se entregó progresivamente a la pereza y Las Palmas, casi por obligación, comenzó a animarse. Tanto es así que el conjunto insular tuvo dos buenas oportunidades de meterse en la eliminatoria. Primero, con un cabezazo de Livaja que sacó Miguel Ángel Moyá con reflejos. Y después, con un disparo de Tana que salió rozando el larguero. 

A Diego Simeone no le gustó demasiado lo que vio en el tramo final de la primera parte, como evidenció su rostro cuando llegó el descanso. La Copa es una competición que castiga distracciones, y el Atlético se estaba dispersando más de lo debido. La solución fue meter en el campo al veterano Gabi, un futbolista siempre intenso.

Lea También: El Napoli bate 3-1 al Spezia y avanza a cuartos de la Copa Italia

El Atlético inició la nueva parte con renovados bríos y Lizoain tuvo que volar para sacar un disparo de Ángel Correa. Fue el preludio del primer tanto rojiblanco, que llegó a los 49 minutos. Lo anotó Griezmann después de una brillante combinación de la delantera local.

Las Palmas insinuó una reacción a los 57 minutos con un buen gol del delantero croata Marko Livaja tras aprovechar un agujero en los centrales. Uno de esos goles que tanto incomodan a Simeone, por ser un tanto evitable con una mejor actitud.

Sin embargo, el conjunto insular desaprovechó la oportunidad de pelear de verdad la clasificación porque a los 61 minutos regaló el segundo gol atlético. Lo marcó Correa tras aprovechar un error defensivo de David García.

Entre bostezos fueron pasando los minutos hasta llegar al 88, cuando Las Palmas trazó una buena jugada entre la indolencia de la defensa atlética y Livaja completó su "doblete" rematando a portería vacía entre el silencio del Vicente Calderón, indiferente desde muchos minutos atrás a todo lo que sucedía.

Y como la desidia atlética continuó, Las Palmas aprovechó el tiempo de descuento para marcar su tercer gol, anotado por Mateo García, que sirvió para ganar el encuentro, aunque no la eliminatoria. No quedaba tiempo para más y el Atlético celebró finalmente una clasificación más sencilla de lo que sugiere el resultado. 

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo