Menu



El Bayern Múnich empató hoy ante el Bayer Leverkusen en un partido sin goles en la nueva fecha de la Liga alemana de fútbol, a tres días del decisivo partido de Liga de Campeones de Europa ante el Real Madrid.

El Bayern viajó a Leverkusen con la cabeza puesta en los madrileños y no logró el ansiado triunfo que habría servido para levantar la moral de todos los jugadores tras caer 2-1 en casa esta semana en la ida de cuartos de final ante el Real Madrid.

Con 69 puntos, el equipo de Carlo Ancelotti sigue a la cabeza, aunque se reduce la distancia con el segundo, el Leipzig, del que ahora le separa ocho puntos tras la victoria 4-0 del club sajón hoy ante el Freiburg.

Mientras, el Leverkusen ascendió una posición hasta la undécima, donde se sitúa con 36 puntos, a solo cuatro de los peligrosos puestos de descenso.

El partido de hoy era visto por el equipo dirigido por Carlo Ancelotti como un mero compromiso en la lucha por el quinto título consecutivo, conscientes de que el verdadero desafío viene tres días después cuando tenga que levantar la derrota en el Santiago Bernabéu.

La larga lista de ausentes pasó factura al campeón alemán. Ancelotti no pudo contar para el partido ni con los lesionados centrales Jerome Boateng y Mats Hummels, ni con el goleador Robert Lewandowski, que no pudo jugar por sanción.

En los primeros minutos del encuentro, el Leverkusen hizo toda una declaración de principios. No se iban a dejar intimidar por la ofensiva característica de los bávaros.

El equipo de Ancelotti se vio obligado a parar los primeros embistes de los locales. Sin embargo, poco a poco, tomaron las riendas del encuentro y acabaron dominando toda la primera mitad, aunque sin suerte a la hora de materializar con éxito las oportunidades de gol que empezaron a sucederse a los treinta minutos del pitido inicial.

Kingsley Coman, Douglas Costa, Thiago Alcántara, Arturo Vidal, Thomas Mülller... todos tuvieron la suerte en sus botas, pero no pudieron evitar ir a la pausa con el marcador a cero. En el minuto 34 llegaron incluso a sumar cuatro ocasiones en once segundos, pero la defensa del Leverkusen evitó el gol dos veces bajo los palos in extremis.

En la segunda parte, Ancelotti sacó a Arjen Robben por Costa en el minuto 60 en un intento por conseguir el ansiado gol. Y diez minutos después a Xabi Alonso por Coman y a Philipp Lahm por Javi Martínez.

Ni siquiera jugar los últimos treinta minutos del encuentro con un jugador más tras la expulsión de Tin Jedvaj, por acumulación de amarillas, logró que el Bayern regresara a Múnich con una nueva victoria en su haber.

LEA TAMBIÉN: Atlético se impone por 3-0 a Osasuna con un doblete de Carrasco

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo