Menu



- El Barcelona se afirmó hoy en la cima de la Liga española de fútbol al imponerse por un contundente 4-1 al potente Villarreal en un gran partido de su súper tridente ofensivo. 

En el Camp Nou y ante uno de los equipos más sólidos del campeonato español, el poder resolutivo del argentino Lionel Messi, del brasileño Neymar y del uruguayo Luis Suárez propició una cómoda victoria a los azulgrana y redobló la presión sobre el Real Madrid.

Empatados a 81 puntos con los dirigidos por Luis Enrique antes del inicio de la trigésimo sexta fecha de la Liga, los blancos deberán superar más tarde al ya descendido Granada para igualar los 84 puntos que ahora suma el Barcelona.

En un partido muy serio de los de Luis Enrique, los goles de Neymar, en el minuto 21 de partido; de Messi, en el 45' y en el 82, de penal; y de Luis Suárez en el 69' doblegaron al serio y amenazante Villarreal y rubricaron un triunfo imprescindible para los azulgrana.

Al Barcelona ya sólo le quedan dos fechas para saber si cantará de nuevo el alirón. Depende de sus resultados y también de los del Real Madrid, que justo antes de la última jornada disputará el partido aplazado frente al Celta de Vigo que podría decantar la Liga.   

Hoy, ante el Villarreal, como en muchas otras ocasiones, el tridente liderado por Messi tuvo un papel decisivo.

Neymar abrió el marcador, cuando parecía que quebrar la ordenada barrera defensiva de los de Fran Escribá le costaría un mundo a un Barcelona bien posicionado pero un tanto estéril ofensivamente.

Cuando más apretaba el Villarreal, Messi puso fin al acoso amarillo anotando el segundo gol azulgrana justo antes del descanso.

Luis Suárez cerró el partido con el tercero cuando los dirigidos por Fran Escribá aún amenazaban con un nuevo empate.

El cuarto, un penal al estilo Panenka de Messi, redondeó la tarde y la cuenta del cinco veces Balón de Oro, que ya suma 51 goles esta temporada.

En la primera parte, el 'submarino amarillo' había torpedeado la defensa azulgrana en una contra fulgurante en la que Bakambu le ganó la espalda a Piqué, antes de batir al alemán Marc André Ter Stegen. 

Y tras el empate, siguió retando al Barcelona con sus peligrosas aproximaciones al área del arquero alemán.

Roberto Soldado pudo, de hecho, adelantar a los de Escribá minutos antes de que Messi llevara la tranquilidad al Camp Nou con el segundo tanto, un fuerte disparo desde la media luna tras una buena jugada de Neymar.

El brasileño volvió loca a la defensa del Villarreal con sus arrancadas por la banda y sus recortes. El astro argentino gobernó el duelo con sus letales conducciones y con su eficacia de cara a puerta. 

Así lo ilustró el cuarto gol del Barcelona, un penal provocado por Neymar con su enésima internada en el área del Villarreal y convertido por Messi con un lanzamiento fabuloso desde los 11 metros. 

Los azulgrana sumaron así tres nuevos puntos que los afirman en la cima de la Liga, a la espera de lo que más tarde haga el Real Madrid.

El Villarreal, que firmó un buen partido pese al resultado, tiene aún dos fechas para intentar desbancar al Sevilla de la cuarta posición y cumplir su sueño de clasificarse para la Liga de Campeones europea.

LEA TAMBIÉN: El City se divierte ante el Crystal Palace y asciende al tercer lugar

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: Barcelona, Villarreal,
Encuentro Deportivo