Menu



El ya descendido Granada perdió hoy 2-1 como local ante el Espanyol en su despedida de la Liga española, con lo que terminó en el fondo de la tabla de clasificación.

El equipo, que desde abril es dirigido por el inglés Tony Adams, sumó su séptima derrota consecutiva, un récord en la primera división del fútbol español.

Los visitantes entraron rápidamente al partido, pues el brasileño Leo Baptistao abrió el marcador apenas a los 3'. Cinco minutos más tarde, un gol en contra de Leo Baptistao amplió la ventaja para el equipo catalán.

Vezo intentó cortar un centro de Baptistao y terminó metiendo la pelota en el arco defendido por el mexicano Guillermo Ochoa.

En el minuto 22, Andreas Pereira descontó para el equipo visitante con un remate de media distancia que se le escapó al arquero Diego López.

Pereira, cedido a préstamo por el Manchester United, completó una buena actuación, pero eso no fue suficiente para calmar a los aficionados que silbaron a sus propios jugadores y lanzaron residuos al campo en señal de frustración.

El Espanyol, hasta ahora octavo, espera los resultados del Leganés frente al Alavés y del Eibar ante el Barcelona, el sábado y el domingo respectivamente, para saber en qué lugar terminará el torneo.

FOTO: LA LIGA 

LEA TAMBIÉN: Fernando Gaviria, un \"Misil\" que no quiere ser llamado así

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo