Menu



La selección alemana de fútbol, plagada de jóvenes figuras, rescató hoy un agónico empate 1-1 ante Dinamarca en un partido amistoso disputado en Brondby.

Los locales se pusieron en ventaja a los 18 minutos por intermedio del mediocampista del Tottenham Christian Eriksen, mientras que el defensor Joshua Kimmich logró el empate para los alemanes cuando restaban dos minutos para el final del partido.

El amistoso sirvió de preparación para el conjunto dirigido por Joachim Löw para el encuentro de las eliminatorias para el Mundial 2018 del sábado ante San Marino en Núremberg, pero sobre todo para darle rodaje al equipo de cara a la Copa Confederaciones que se disputará a partir del 17 de junio en Rusia.

Con varias estrellas consagradas de vacaciones, la idea del seleccionador alemán es promover una formación con nuevas figuras con proyección.

LEA TAMBIÉN: Arda Turan renuncia a la selección turca tras agredir a un periodista

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo