Menu



La selección española de fútbol se mantuvo hoy al frente del Grupo G de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 en solitario al imponerse por 2-1 a Macedonia en un partido que dominó plácidamente durante una hora y que padeció en el tramo final.

Los goles de David Silva, en el minuto 14 de juego, y de Diego Costa, en el 27', en el Estadio Felipe II de Macedonia permitieron a España conservar la cima de su grupo con 16 puntos, los mismos que suma Italia, que también hoy superó por 4-0 a Liechtenstein. Para Macedonia anotó Stefan Ristovski, en el 65'.

Españoles e italianos chocarán el próximo 2 de septiembre en el estadio Santiago Bernabéu en el duelo que puede decidir la suerte del grupo y quién se queda con la única plaza que da acceso directo al Mundial de Rusia.

Los dirigidos por Julen Lopetegui llegarán a ese choque invictos, con seis victorias y un empate en los siete partidos de clasificación disputados hasta ahora, y con los seis jugadores que tenía a una amarilla de la suspensión, disponibles. Ninguno vio hoy tarjeta y el seleccionador español podrá alinearlos, si así lo considera.

España no conoce la derrota en los diez partidos que ya dirigió el sucesor de Vicente del Bosque, que ha reactivado al grupo a base de buenos resultados y de un fútbol que, sin ser brillante, le permite controlar los partidos con relativa suficiencia.

Macedonia apenas tuvo hoy opciones de acercarse al arco defendido por David de Gea. Los de Lopetegui controlaron de manera apabullante la posesión, recuperaron pronto ante pérdida y abortaron los habituales contragolpes de los macedonios, que tardaron media hora en conectar su primer disparo a puerta. Lo hizo Stefan Ristovski y balón salió rozando el palo.

Para entonces, España ya dominaba por 2-0. Silva había adelantado a los bicampeones europeos rozando el cuarto de hora de partido al concluir una jugada iniciada por Andrés Iniesta en la frontal del área y continuada por Jordi Alba con un buen centro. Silva atrapó el envío del lateral del Barcelona, se volteó con habilidad en el área chica y disparó para anotar su octavo gol desde que Lopetegui se hizo cargo del banco español.

España no había brillado. Había tenido incluso ciertos problemas para conectar con Diego Costa. Pero había llevado el control. Y cercado el área de Dimitrievski que, antes de que se cumpliera la media hora de juego, se lamentó de nuevo.

El hispano-brasileño culminó una gran jugada de Isco, que avanzó por el flanco izquierdo, se fue como una exhalación de Ristovski y centró para que Costa rematara solo, muy cerca de la línea de gol, con un potente disparo.

Los de Lopetegui contaron con alguna ocasión para ampliar su ventaja antes y después de la pausa, pero fue Macedonia quien redujo distancias, superada la hora de partido, con un gran gol de Ristovski.

El centrocampista balcánico atrapó un balón en el mediocampo, inició una fulgurante carrera, se zafó de cuanto defensa español le salió al paso y, ya dentro del área, disparó allí donde De Gea no podía llegar.

El tanto animó a los dirigidos por Igor Angelovski y a su hinchada y evidenció la pérdida de control que había experimentado España.

Lopetegui movió el banco para intentar recuperarlo: Pedro y Koke sustituyeron a Silva y Thiago. Pero fue Gerard Piqué quien pudo fimar el gol de la tranquilidad española en el 82 con un remate de cabeza, que salió rozando el palo.

Y luego Diego Costa, con otro disparo que salvó el arquero macedonio.

Con cierta angustia final, España sumó tres importantísimos puntos, que la mantuvieron invicta y al frente del Grupo G, empatada con Italia, que goleó 5-0 en su partido a Liechtenstein.

FOTO: AS

LEA TAMBIÉN: Defensor Brad Smith es baja en Australia para la Copa Confederaciones

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo