Menu



 

El futbolista brasileño Gabriel Jesus no tendrá que operarse de la lesión que sufrió en el rostro durante el clásico que disputó con su selección frente Argentina la semana pasada, según informó hoy en sus redes sociales.


"Pasé por una resonancia y una batería de exámenes y las noticias son buenas: mi recuperación va bien y no necesitaré operarme", explicó el joven atacante del Manchester City en su cuenta de Facebook.
Jesus, de 20 años, sufrió una fractura en el hueso orbital de su ojo izquierdo durante el amistoso que ganó la Albiceleste 1-0 el viernes en Melbourne, Australia, tras recibir un codazo del argentino Nicolás Otamendi, su compañero de club en la Premier League.
El brasileño exculpó después a Otamendi diciendo que no había habido mala intención en el golpe.

Vea también: 26 jugadores en prelista para baloncesto de los Juegos Centroamericanos
Jesus señaló que estará apto para jugar en tres semanas y que en 15 días le realizarán otra serie de exámenes para saber cómo evoluciona su recuperación. Los exámenes médicos iniciales estimaban que la recuperación del jugador iba a demorar más tiempo.
El ex jugador del Palmeiras defendió por última vez a la selección "canarinha" en un partido oficial el 15 de noviembre en la victoria de su equipo por 2-0 frente a Perú en Lima por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018. El atacante fue el autor del primer gol de su equipo.
Esta es la segunda lesión grave que sufre el artillero brasileño este año. En febrero, Jesus se rompió el quinto metatarso del pie derecho en la victoria del Manchester City por 2-0 frente al Bournemouth.
Debido a esa lesión, el delantero estuvo alejado de las canchas durante más de dos meses y no jugó en las victorias brasileñas en Uruguay (4-1) y en casa ante Paraguay (3-1), también en partidos válidos la Eliminatoria mundialista.

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo