Menu



El Hoffenheim sorprendió hoy al Bayern Múnich y con una efectividad contundente lo derrotó 2-0, dejándolo sin invicto ya en la tercera fecha del campeonato alemán de fútbol.

Con la derrota, el equipo dirigido por el italiano Carlo Ancelotti dejó escapar la oportunidad de convertirse en único líder en la tabla de posiciones, que ahora retiene un trío integrado por Borussia Dortund, Hannover y justamente Hoffenheim, todos con siete puntos.

El héroe del Hoffenheim fue el delantero Mark Uth, autor de los dos goles del triunfo local.

El encuentro estuvo marcado desde el comienzo por un dominio abrumador y absoluto por parte del Bayern, que asfixiaba a los locales sin dejarlos moverse, prometiendo un juego cómodo bajo la batuta de Javier Martínez, hoy por primera vez como titular en el campeón de la temporada pasada.

Sin embargo, una escena curiosa a los 27 minutos cambió la historia. Mats Hummels, uno de los jerárquicos centrales del Bayern, pateó muy lejos un balón que ya había salido del campo de juego por el lateral derecho.

El Hoffenheim reaccionó con rapidez, pidió una pelota de recambio y sorprendiendo a la defensa visitante encarriló a través de Uth el primer gol de la victoria ante la mirada desesperada del portero Manuel Neuer.

A partir del gol, el Bayern se desinfló, sin saber qué hacer después de ese gol imposible, y el Hoffenheim ganó en autoestima.
El propio Uth se encargó de sellar la victoria a los seis minutos de la segunda parte, cuando la defensa del Bayern se mareó tratando de despejar el balón en su propia área y de zurda convirtió su segundo tanto.

La decisión de Ancelotti, de apostar en la parte final del encuentro a una ofensiva total, alineando a los delanteros Frank Ribery, Robert Lewandoswki, Arjen Robben, Kingsley Coan y además al colombiano James, ya no cambió la situación y el Bayern se fue con la primera derrota de la temporada.

LEA TAMBIÉN: El Dortmund empata sin goles y allana el camino al Bayern

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo