Menu



La selección de fútbol de México empató como visitante por 3-3 ante Bélgica en un partido amistoso jugado hoy como preparación para el Mundial de Rusia 2018.

Los "diablos rojos" se pusieron en ventaja gracias a Eden Hazard (17’). El capitán mexicano Andrés Guardado igualó (38’, de penal) en la primera parte. Para el complemento, Romelu Lukaku (55’ y 70’) e Hirving Lozano (56’ y 69’) marcaron cada uno un doblete.

Los mexicanos comenzaron con la posesión del balón, como había adelantado su técnico, el colombiano Juan Carlos Osorio. Los visitantes se ubicaron muy arriba en la cancha para impedirle la salida de balón a los belgas y en principio lo consiguieron.

Pero conforme avanzaron los minutos, México dejó de ser profundo y la agresividad del inicio se fue diluyendo. Bélgica, sin necesidad de construir jugadas, esperaba por un contragolpe para golpear primero.

Ese momento llegó a los 17 minutos. Hazard anticipó en mediacancha al mediocampista mexicano Diego Reyes y montó el contraataque para que Lukaku, después de deshacerse con relativa facilidad de Héctor Moreno, rematara ante Guillermo Ochoa.

El guardameta del "Tri" dejó el rebote servido para la llegada de Hazard, que no tuvo problemas para liquidar el arco y marcar el 1-0 parcial.

A partir de entonces los mexicanos se desconectaron del partido y pasaron su peor momento. Bélgica, todavía sin un ritmo alto, ya era el dominador de la pelota.

Así fue hasta que Guardado mandó un balón profundo para el extremo Hirving Lozano, siempre incómodo por la banda derecha, quien desbordó y mandó un centro que Javier "Chicharito" Hernández no pudo rematar ya que fue derribado por Laurent Ciman.

El árbitro marcó penal y Guardado igualó el marcador (38’) con un limpio remate de zurda a la derecha de Thibaut Courtois cuando México la pasaba peor.

Con el empate, ambas selecciones propusieron un encuentro abierto de ida y vuelta.

Lozano se mantenía como el más peligroso para la defensa de los "diablos rojos", pero fue nuevamente Bélgica quien tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja. En esta ocasión, Ochoa detuvo con gran destreza el poderoso remate de Kevin De Bruyne.

En la segunda mitad, el entusiasmo ofensivo se mantuvo en ambos equipos. Roberto Martínez mandó a la cancha a Dries Mertens y a Mousa Dembelé para inclinar la balanza en su favor y lo consiguió muy rápido.

Lukaku marcó casi de casualidad al 55’ después de intentar recibir un centro de Hazard con el muslo. La pelota le rebotó pero fue suficiente para que, por la dirección y la fuerza, Ochoa no pudiera detener el 2-1.

Sin embargo, México, lejos de la timidez del primer tiempo, respondió a fuerza de goles y dio vuelta al marcador gracias a Lozano, que marcó un doblete (56’ y 60’) después de pasar a jugar por el extremo izquierdo, donde mostró su mejor versión.

Pero la ventaja le duró poco, ya que Lukaku marcó su doblete personal (70’), en esta ocasión con una gran definición dentro del área chica.

México jugará el próximo lunes ante la selección de Japón y Bélgica hará lo propio ante Japón, en el cierre de la última fecha FIFA del año.

LEA TAMBIÉN: Lopetegui: Costa Rica está asentado en la parte noble del fútbol mundial

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo