Menu



El Tottenham Hotspur y el Arsenal disputarán mañana en Wembley uno de los duelos más atractivos de la vigesimoseptima fecha de la Liga inglesa de fútbol y no sólo por tratarse del derby londinense. El encuentro también medirá a dos goleadores de primer nivel como Harry Kane y Pierre-Emerick Aubameyang.

El técnico del Arsenal, Arsène Wenger, no tiene dudas: su equipo se enfrentará el sábado al mejor goleador de mundo. "Si se ven los números, no hay nadie mejor que él", afirmó esta semana el entrenador francés sobre Kane.

El atacante culminó el 2017 con 56 tantos -incluyendo los anotados con el Tottenham y la selección inglesa- y superó así la estadística de figuras como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo.

Aubameyang también demostró su poder de gol al terminar el año pasado como máximo goleador de la Liga alemana superando al polaco Robert Lewandowski. Tras dejar el Borussia Dortmund, el gabonés ahora quiere seguir rompiendo redes en Inglaterra.

En su debut con los "gunners", Aubameyang anotó la semana pasada un tanto en la goleada 5-1 sobre el Everton. "Tengo mucho más que dar y creo que así será", advirtió tras su exitoso estreno.

También brillaron a su lado su ex compañero del Dortmund Henrich Mchitarjan, que dio tres asistencias, y Aaron Ramsey, autor de un "hat-trick" ante el Everton. ¿Por qué no podrían repetir una actuación así?", consideró Wenger.

Ante el Tottenham, sin embargo, le espera al Arsenal un rival de otro calibre. Los Spurs vencieron recientemente al Manchester United en la Premier League (2-0) y frustraron al Liverpool (2-2) con un gol de penal de Kane en el quinto minuto adicional.

Para Kane, de 24 años, fue su gol número 100 en la Premier League. Nunca un jugador había llegado tan joven a esa marca. Pero el máximo goleador del torneo no se conforma. "El objetivo debería ser los 200 goles", afirmó ambicioso. "Y espero llegar más rápido que a los 100".

El delantero, sin embargo, también recibió críticas después del encuentro ante el Liverpool, en el que dispuso de dos penales, por sus supuestas simulaciones. El defensor "red" Virgil Van Dijk lo calificó como un "simulador" y consideró que en el primero de los dos penales se dejó caer innecesariamente.

"Sentí un contacto, definitivamente. Y por eso caí al suelo", señaló Kane rechazando las acusaciones.

Pero Wenger, en ese punto, ya no tuvo más elogios hacia el delantero rival. Antes del duelo ante el Tottenham, el técnico francés del Arsenal calificó a los jugadores ingleses como "los campeones" de la simulación.

Aunque Wenger tiene ya bastante polémica alrededor de su flamante fichaje. Esta semana, Aubameyang escribió una carta pidiendo disculpas a los hinchas del Dortmund por la forma en que se dio su salida del club alemán. "Tal vez no fue la mejor manera, pero todos saben que Auba es un loco", dijo hablando en tercera persona sobre sí mismo.

Más allá de las polémicas en torno al "simulador" y al "loco", el encuentro del sábado pondrá mucho en juego para ambos. El Arsenal se encuentra a cinco puntos de la zona de clasificación a la Liga de Campeones y, actualmente en el sexto puesto, corre incluso riesgo de no lograr el boleto a la siguiente Liga Europa. El Tottenham, que marcha quinto y tiene cuatro puntos de ventaja sobre el Arsenal, necesita un buen resultado para mantener a distancia a su rival londinense y no perderle pisada al Chelsea y el Liverpool.

Lea también: Noelia Vargas clasifica al mundial y rompe marca nacional

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo