Menu



El Atlético de Madrid aumentó hoy su presión sobre el Barcelona al imponerse por un ajustado 1-0 al colista Málaga en un choque por la vigesimotercera fecha de la Liga española de fútbol.

El tempranero gol del francés Antoine Griezmann, cuando ni siquiera había transcurrido un minuto de partido, fue suficiente para que los rojiblancos sumaran tres nuevos puntos y, con 52, se situaran a seis de distancia del Barcelona (58), que mañana recibe al Getafe en el Camp Nou.

Griezmann tiró de picardía para romper el fuera de juego y aprovechar un balón suelto en el área tras un disparo de Saúl. La pelota pegó en Keko y cayó a los pies del francés, que con su pierna derecha definió por alto en la primera jugada del partido.

No tuvo ocasiones mucho más claras el Atlético en el resto del partido. Pese al buen trabajo de Diego Costa, los rojiblancos apenas inquietaron a Roberto Jiménez.

Tampoco sufrieron excesivamente los de Diego Simeone en defensa, si bien Jan Oblak tuvo que sacar una mano espectacular en el minuto 50 para evitar el empate del Málaga tras una gran lanzamiento de falta de Roberto Rosales.

El arquero esloveno del Atlético se dolió durante unos minutos tras impactar con el palo para despejar el potente disparo.

Fue, probablemente, la mejor ocasión de un Málaga que no jugó mal, pero tampoco creo las ocasiones suficientes como para inquietar al segundo clasificado de la Liga.

Simeone, que hizo debutar como titular a Vitolo en su once, cambió al canario en el 52' para dar entrada al más incisivo Ángel Correa.

Las incorporaciones en el Atlético no mudaron el panorama. Sí avivaron a un Málaga que vio interrumpida su progresión a cinco minutos de la conclusión, cuando se quedó con diez hombres por la lesión de Medhi Lacen.

El francés pareció sufrir una conmoción tras chocar de cabeza en un salto con el recién incorporado Fernando Torres. Fue retirado en camilla, cuando José González ya había agotado todos los cambios.

Así, con su octavo triunfo por la mínima 1-0 en lo que va de Liga, el Atlético se acercó al aún invicto Barcelona y lo exigió.

"Era importante ganar. Sabíamos que iba a ser complicado, pero son los partidos que nos gusta jugar y es el partido para el 'Cholito' porque una pérdida siempre es una tristeza", afirmó en los micrófonos de Bein Sports Griezmann.

El francés celebró su gol ondeando la camiseta de "Cholito", un joven futbolista del Alzira que falleció el pasado fin de semana y era hincha del Atlético.

El Málaga, con su decimoquinta derrota en lo que va de campeonato, continuó en el pozo de la clasificación.

LEA TAMBIÉN: Primera sorpresa de la fecha 23 en España


 

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo