Menu

Integrantes de la asamblea extraordinaria de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que el jueves convocó a elecciones en la entidad rectora para el 15 de febrero reconocieron hoy que temen una sanción de la FIFA por la decisión.

"Puede que FIFA nos desafilie, ojala que no", declaró hoy Claudio Tapia, presidente de Barracas Central y uno de los principales referentes de los clubes de divisiones de ascenso que se reunieron en asamblea extraordinaria, sin el apoyo de la gran mayoría de los clubes de la máxima categoría.

La FIFA intervino en julio la AFA por la crítica situación política y económica que atravesaba, y designó a un comité regularizador para normalizar la entidad, reformar su estatuto y luego convocar a elecciones.

Vea también: Aubrey David se queda sin cupo en Saprissa

La crisis se profundizó en diciembre de 2015, cuando las elecciones regulares de la AFA terminaron en un papelón al arrojar el recuento de votos un empate de 38 a 38, más sufragios que los 75 votantes.

Tapia, que no compitió entonces, es ahora uno de los posibles candidatos a presidir el fútbol argentino y contaría con el apoyo de gran parte de los 50 asambleístas que se reunieron el jueves, sobre un total de 75 representantes con voz y voto en la AFA.

El dirigente, yerno del líder sindical y presidente de Independiente, Hugo Moyano, defendió la convocatoria a elecciones en el objetivo de conseguir "un presidente que sea legítimo y elegido por la Asamblea, que es la única que puede tener esa determinación".

El presidente de Racing Club, Víctor Blanco, se mostró en desacuerdo con la postura tomada por los clubes de divisiones de ascenso, con el apoyo de ocho equipo de Primera División: Arsenal, Olimpo, Newell's Old Boys, Rosario Central, Temperley, Atlético Tucumán, Aldosivi y Colón.

Blanco llamó "al diálogo" para destrabar la conflictiva situación. "Lo que sucedió me tomó por sorpresa, no es buena la confrontación. El Ascenso debe entender que no puede manejar el fútbol porque somos los clubes de Primera los que generamos los ingresos, por eso hay que buscar un consenso", afirmó el dirigente de la "Academia".

La situación financiera de muchos clubes es crítica en momentos en que el Estado rescindió su contrato por los derechos de televisación de los partidos, principal fuente de ingresos para las entidades más chicas. Por ese motivo está en riesgo la reanudación de los torneos en febrero.

"Los clubes chicos viven de la televisión, entonces se hace muy difícil cuando no cobrás lo que tenés que cobrar por la cesión de los derechos. Los clubes grandes no pasan por esa situación porque tienen una gran cantidad de socios, que supera la capacidad de su estadio, y pueden cobrar una cuota más cara", señaló Tapia.

"Si no les pagan es imposible que puedan cumplir con los sueldos de los jugadores, de los empleados y con las cuentas de los proveedores", advirtió.

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo