Menu



El viaje que el nuevo Chapecoense inició hoy es posiblemente el más simbólico para el club de fútbol brasileño en estos últimos tiempos cargados de emociones, cinco meses después de la peor tragedia de su historia.

El "Chape" voló hoy a Colombia, a Medellín, para jugar una final con el Atlético Nacional. La última vez que el club del sur de Brasil se embarcó en un viaje similar, éste se saldó con 71 muertos, entre ellos casi toda la plantilla del Chapecoense, en un fatídico accidente aéreo que conmocionó al deporte mundial.

El partido frustado que debían disputar el "Chape" y el Atlético Nacional en noviembre en Medellín -entonces en la final por el título de la Copa Sudamericana- se disputará finalmente este miércoles.

En juego está esta vez la Recopa Sudamericana, aunque en este caso lo deportivo vuelva a quedar casi al margen. Y quizá para intentar superar de una vez por todas esa historia trágica, el "Chape" prefirió en esta ocasión optar por la discreción.

El club confirmó hoy la salida del vuelo, sin dar detalles sobre la ruta o el vuelo elegido. El diario "El Colombiano" de Medellín aseguró que el Chapecoense había pedido a las autoridades locales no recibir más homenajes para dejar lo ocurrido de una vez detrás.

El vuelo debe llegar al aeropuerto de Rionegro, la ciudad vecina a Medellín, por la tarde (hora local, alrededor de las 20:00 GMT).

En la delegación del "Chape" viajan los tres jugadores que sobrevivieron al accidente: el arquero Jackson Follmann y los defensas Neto y Alan Ruschel, según el "Diario Catarinense".

"Es especial", citó el periódico del estado brasileño de Santa Catarina a Neto, que tiene planeado visitar el hospital en el que estuvo internado durante varios días tras el accidente.

Lea También: Chapecoense gana su primer título tras la tragedia aérea

"Voy a poder ver a quien nos ayudó de alguna forma, médicos, enfermeros, psicólogos. Va a ser bueno dar un abrazo a cada uno", dijo. "Quiero abrazar a todos".

Pese a la discreción que pretende el "Chape", la ciudad de Medellín preparó un pequeño homenaje para el equipo. La Fuerza Aérea colombiana comunicó que participará, a pedido de las autoridades, en una pequeña recepción en la base aérea a la que llegarán la delegación brasileña.

El Chapecoense y el Atlético Nacional celebraron ya el partido de ida a comienzos de abril, saldado con una victoria de los brasileños por 2-1, como un "duelo de hermanos". La ciudad de Chapecó se volcó entonces a agradecer a los visitantes colombianos la solidaridad mostrada tras la tragedia en que murieron 71 de los 77 pasajeros del vuelo chárter fletado de la compañía aérea boliviana LaMia.

El Nacional, vigente campeón de la Libertadores, pidió tras lo ocurrido el título de la Sudamericana para el Chapecoense en homenaje a las víctimas. El modesto equipo de provincias brasileño reconstruyó a su plantel en los últimos meses sobre todo con juveniles y jugadores cedidos a préstamo.

Y aunque el consuelo sea menor, este miércoles podría celebrar el primer título internacional de su historia ante el rival que no pudo enfrentar en noviembre.

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo