Menu



Argentina eligió a "La Bombonera" como sede del partido con Perú en búsqueda de un golpe de efecto en el cierre de unas eliminatorias al Mundial de Rusia 2018 que se le complicaron más de lo esperado pese a contar con el mejor jugador del mundo, Lionel Messi.

La FIFA dio su visto bueno y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) hizo hoy el anuncio tan esperado: Messi jugará por primera vez un partido oficial con la camiseta albiceleste en el mítico estadio de Boca Juniors.

Será un partido clave para Argentina, hoy en zona de repechaje con Nueva Zelanda y con riesgos incluso de no viajar a Rusia.
Brasil lidera la clasificación con 37 puntos y ya se aseguró el pasaje a Rusia. En segundo lugar está Uruguay (27); escoltado por

Colombia (26); Perú y Argentina, ambos con 24 unidades. Chile está sexto (23), fuera de zona de clasificación, seguido por Paraguay (21), Ecuador (20), Bolivia (13) y Venezuela (8).

La única vez que la selección argentina jugó un partido de eliminatorias en "La Bombonera" fue el 31 de agosto de 1969, también ante Perú, y en el que quedó afuera del Mundial de México 1970. Aquel fue el primer y único campeonato mundial al que la "albiceleste" no clasificó en la historia del fútbol.

Los hinchas argentinos son amantes de las cábalas, pero la AFA decidió patear el tablero y en medio de una novela con distintos guiones sobre quién dio la idea, quién la impulsó y por qué, pidió a la Conmebol y a la FIFA que habilitara el estadio Alberto J.

Armando para el último partido eliminatorias de local, el 5 de octubre, ante Perú.

La habilitación llegó contrarreloj, cuando ya es necesario comenzar con los preparativos de la logística y la venta de entradas.
Cada vez que Messi jugó con la selección argentina en Buenos Aires, lo hizo en River Plate, donde no perdió ninguno de los 19 partidos que disputó y anotó ocho goles.

El club que asegura ser el más popular de Argentina, con la mitad más uno de los hinchas, será un escenario inédito para la "Pulga", donde sentirá casi en la nuca el aliento del público. Messi jugó sólo una vez en el estadio de Boca, a los 18 años, cuando participó en un partido solidario en 2005 a beneficio de la Fundación Pupi del ex jugador internacional Javier Zanetti.

Las tribunas de "La Bombonera", así llamada porque dicen que recuerda a una caja de bombones, caen vertiginosamente sobre el campo de juego y la ruidosa hinchada argentina suele sumar mucha presión a los visitantes.

La selección argentina registró muchos cambios en estas eliminatorias, por empezar de técnicos. Empezó con Gerardo Martino, continuó con Edgardo Bauza y cierra con Jorge Sampaoli. Jugaron unos 50 futbolistas y vieron pasar a tres presidentes de la AFA.

Ahora también quiere cambiar de aire y buscar un lugar donde le haga sentir su localía a Perú, con el que tiene una larga historia de partidos definitorios de clasificaciones.

En 1969 Perú dejó afuera a la Argentina de México 1970, pero el empate que consiguieron en 1985 le dio a la "albiceleste" el pasaje a México 1986, donde terminaría conquistando su segundo título mundial. En octubre de 2009, un gol sobre la hora de Martín

Palermo bajo una intensa lluvia selló el 2-1 que le dio a la selección entonces dirigida por Diego Maradona el ticket a Sudáfrica 2010, que el "Diez" festejó con una recordada "palomita" sobre los charcos del campo de juego.

LEA TAMBIÉN: \"Win-win-win\": París y Los Angeles ya tienen sus Juegos Olímpicos

 

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo