Menu



El sueño del Perú de regresar a un mundial de fútbol después de 36 años sufrió un duro golpe anímico, después de que su principal referente, el delantero Paolo Guerrero, fuera suspendido por un mes por la FIFA por presunto dopaje.

Aunque la suspensión es provisional mientras la FIFA investiga, queda claro que Guerrero no estará en los dos partidos de este mes ante Nueva Zelanda que definirán un cupo para el Mundial de Rusia 2018.

La noticia concentró toda la atención en el futbolero Perú, pues el "Depredador", de 33 años, es fundamental en el seleccionado que lo tiene como capitán, no solo por su aporte futbolístico, sino por la personalidad que le inyecta al equipo.

"El presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA (el ghanés Anin Yeboah) nos acaba de comunicar la medida provisional de suspensión por 30 días de nuestro seleccionado por un resultado analítico adverso en el control", informó la Federación Peruana de Fútbol (FPF) tras horas de especulaciones sobre el tema.

"La FPF acata y respeta esa decisión de la FIFA y confía en que pronto se esclarezcan los hechos y se resuelva definitivamente este proceso", agregó el comunicado, que confirmó que el control que desencadenó el problema fue tras el partido que el Perú empató por 0-0 con Argentina de visita por la eliminatoria sudamericana.

"Paolo, capitán y líder de nuestra selección, cumple un rol muy importante para nuestro seleccionado dentro y fuera de la cancha gracias a la calidad de persona que siempre ha evidenciado", señaló el documento que acabó con las esperanzas de los aficionados de que todo fuera un rumor falso.

El país se llenó de contradictorias especulaciones al respecto, todas sin sustento de fuentes, pero en lo que sí hay unanimidad es respecto a que no será lo mismo enfrentar a Nueva Zelanda con Guerrero que sin él.

Hasta ahora ninguna fuente oficial ha precisado la sustancia que supuestamente consumió el atacante, por lo que los trascendidos sobre posibles lapsos de suspensión carecen de respaldo.

Ni Guerrero, ni el seleccionador Ricardo Gareca, ni el médico de la selección, Julio Segura, habían hecho hasta el anochecer comentarios públicos sobre el tema.

El Perú carece de otro delantero de área del estilo de Guerrero, ya que Claudio Pizarro no suele ser tenido en cuenta desde hace mucho tiempo, por lo que desde ya se presume que Gareca tendrá que cambiar de esquema y usar un "falso nueve" que parta de atrás, el que saldrá presumiblemente de entre Raúl Ruidíaz y Jefferson Farfán.

Perú se disputará con Nueva Zelanda un cupo para Rusia en partidos de ida y vuelta que se jugarán el 11 de noviembre en Wellinton (10, según la hora peruana) y el 15 en Lima.

Por su parte, el club Flamengo de Brasil expresó su apoyo a Guerrero, quien es jugador del club de Río de Janeiro desde 2015.

En un comunicado publicado en su portal oficial, Flamengo expresó que el delantero “siempre tuvo un conducta profesional ejemplar” como jugador del club y añadió que espera que “toda la cuestión sea aclarada lo más rápido posible”.

Asimismo, oficializó que el jugador no estará entre los concentrados para el partido del domingo frente a Gremio de Porto Alegre por la trigésima segunda fecha del Campeonato Brasileño.

LEA TAMBIÉN: Las sanciones de la fecha 18 de Apertura 2017

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo