Menu



- Independiente de Argentina y Gremio de Brasil igualaron hoy 1-1 en el primer partido de la final de la Recopa Sudamericana de fútbol, que enfrentó a los ganadores de las copas Sudamericana y Libertadores, respectivamente.

El volante brasileño Luan, a los 22 minutos y después de un error del defensor español-venezolano Fernando Amorebieta, convirtió con un remate cruzado de zurda el gol del equipo de Porto Alegre.

Independiente consiguió el empate a los 33 minutos tras un tiro libre ejecutado por el mediocampista ecuatoriano Fernando Gaibor que rozó la cabeza del defensor Bruno Cortez y superó una floja reacción del arquero Marcelo Grohe.

Antes de la igualdad, Independiente sufrió a los 27 minutos la expulsión del atacante Emmanuel Gigliotti que el árbitro ecuatoriano Robby Zambrano decidió tras recurrir al sistema de video VAR.

Pese a tener diez jugadores Independiente dominó el partido y mereció el triunfo en su estadio de la localidad de Avellaneda, situada en el sur de los suburbios de Buenos Aires.

Gremio aprovechó su ocasión, que fue la única en la etapa inicial, para conseguir un buen resultado en el primer partido de la definición.

Independiente tuvo una buena actuación de la mitad de la cancha hacia sus delanteros, especialmente cuando combinaban Gaibor, Martín Benítez y Jonathan Menéndez, que hizo su presentación como titular.

Como le ocurre en la Superliga argentina, Independiente falla la mayoría de las situaciones de gol que genera y sufre las pocas ocasiones en que el rival le genera peligro.

Así le ocurrió en la primera etapa cuando Luan aprovechó el error de Amorabieta, encaró hacia el área, eludió a Alan Franco y tocó suave y cruzado ante la salida del arquero uruguayo Martín Campaña.

El 0-1 resultó un fuerte impacto para el conjunto argentino, y lo fue mucho más cinco minutos después cuando Gigliotti se fue expulsado después de golpear con el codo a su compatriota de Gremio, el defensor Walter Kannemann.

El árbitro Zambrano le mostró primero a Gigliotti la tarjeta amarilla pero luego, al consultar al VAR, comprobó que la infracción merecía la expulsión.

Independiente aprovecho rápido su oportunidad de empatar. A los 33 minutos, un tiro libre de Gaibor buscando la cabeza de Amorebieta encontró un roce en Cortez que complicó a Marcelo Grohe e ingresó al arco.

El equipo argentino salió al segundo tiempo con ímpetu en busca del triunfo, pero Gremio, un conjunto con mucha experiencia en definiciones internacionales, tejió una maraña de jugadores en la mitad de la cancha y ajustó la marca en los laterales.

De a poco, Independiente cayó en esa trampa táctica y fracasó en cada avance que intentó con la conducción del volante Maximiliano Meza. Además, el entrenador Ariel Holan decidió, con el paso del tiempo, reforzar la mitad de la cancha y resignar opciones de ataque.

Así Gremio, a poco del final, se hizo dueño del partido y llevó peligro al arco argentino, que con el paso de los minutos comenzó a sentir el esfuerzo físico de jugar más de una hora con diez jugadores.

El encuentro revancha se jugará el próximo miércoles 21 de febrero en el Arena do Gremio, de Porto Alegre.

LEA TAMBIÉN: Saprissa no pudo dominar el Caribe y pierde de vista el liderato

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo