Menu



El presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, desmintió de nuevo este sábado cualquier encuentro con líderes mafiosos, pese a haber sido convocado por la justicia deportiva en el marco de una investigación sobre posibles infiltraciones del crimen organizado en las tribunas de los estadios italianos.

En un comunicado difundido este sábado, la Federación Italiana de fútbol explica que Agnelli y varios responsables de la Juventus se han visto afectados por un procedimiento abierto por su instancia disciplinaria.

Esta decisión viene tras una investigación abierta por la fiscalía de Turín sobre la venta de entradas por la Juventus a grupos ultras, entre los cuales podrían haberse infiltrado miembros de la n’drangheta, la mafia calabresa.

“Como dije ya por escrito hace unos días, nunca me he reunido con jefes mafiosos”, declaró Agnelli.

“A intervalos regulares, me reúno con todos los componentes de nuestros tifosi (aficionados), sean compradores de entradas, abonados o miembros de los grupos ultras (…) Si algunas de esas personas son ahora vistas de manera diferente por la justicia es algo que no conocía en el momento de los hechos, ni por mi parte, ni por la de ningún responsable de la Juventus”, añadió el presidente del club turinés.

“Algunos dirán que los ultras y sus jefes no son unos santos y estoy de acuerdo. Pero respeto la ley y esas personas eran libres y no estaban de ninguna forma vetadas de acudir al estadio”, subrayó.

Lea también: Lausanne rompió racha negativa pero Tejeda no jugó

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo