Menu



La amenaza de dejarlo un año sin jugar terminó de romper la relación entre el club Milan y el arquero Gianlugi Donnarumma, aseguró Mino Raiola, agente del futbolista.

"Gianluigi estaba dispuesto a renovar, pero nos forzaron a lo contrario por todo el ambiente que se creó en torno suyo", indicó el representante del jugador en la cadena Sky Sports. "No creo que se deba amenazar a un jugador con truncarle la carrera o no jugar. Asumo el 100 por ciento de la decisión de no renovar de Gigi", añadió Raiola, que denunció que el arquero recibió amenazas por el conflicto.

Donnarumma vivió una situación insólita en la noche del domingo en el partido que la selección italiana le ganó 2-0 a Dinamarca en el Europeo sub 21, cuando aficionados le arrojaron desde la tribuna billetes de dólares falsos en protesta por la decisión del portero de no renovar su contrato con el Milan.

Cuando se jugaban 35 minutos del primer tiempo y el partido se encontraba empatado, el árbitro debió interrumpirlo porque desde la tribuna detrás del arco que defendía Donnarumma comenzaron a arrojar billetes falsos.

Aparentemente, los dólares de fantasía fueron lanzados por aficionados del Milan, molestos porque el portero resolvió la semana pasada no renovar su vínculo con el club que se vence el año próximo, por lo que se estima que se marchará a otro equipo en la temporada 2018/2019.

Con los billetes esparcidos en el área y dentro de la portería, el árbitro del partido frenó las acciones para que dos recogepelotas levantaran los papeles.

Además de los billetes, los hinchas italianos mostraron una bandera con la leyenda "Dollarumma", en un juego de palabras con el apellido del arquero de 18 años.

"Un club debe defender a su jugador. Él sintió la falta de apoyo del Milan", afirmó Raiola, en relación a otra bandera que apareció en la sede del club. "Creo que lo que se le ha hecho a Donnarumma está muy cercano o es ya 'mobbing' (acoso laboral)".

Con la relación sin punto de retorno, la dirigencia del Milan cuestionó el proceder del joven arquero, considerado el sucesor natural de Gianluigi Buffon en la selección italiana mayor. "Es una decisión legítima, pero otra cosa es la ética. Criticamos la forma: así le ha hecho perder al Milan 100 millones de euros", aseguró el director ejecutivo del club italiano, Marco Fassone.

"Bastaba con que Donnarumma nos dijese que no quería renovar y así hacíamos un contrato con una cláusula razonable", expresó el dirigente italiano, que igualmente aseguró que el jugador deberá presentarse en el club para jugar la próxima campaña.

"No hay ninguna amenaza por parte nuestra. La posición es clara: Donnarumma no va a ser cedido y por eso estará la próxima temporada con nosotros".

Para Fassone, si el arquero recapacita y modifica su postura, el conflicto se superará sin heridos. "Si por casualidad Donnarumma cambia de parecer, lo recibiremos con brazos abiertos. Y también lo harán los hinchas. Los ánimos cambian velozmente", consideró.

El escándalo ya trascendió los límites de Italia. El volante Paul Pogba, ex jugador de Juventus y actual futbolista del Manchester United, salió a defender al arquero.

"Donnarumma pronto será el mejor del mundo. Merece respeto por todo lo hecho hasta ahora", escribió el francés en su cuenta de Twitter.

Mientras tanto, el futuro del jugador es incierto. Por ahora seguirá con su selección en el Europeo sub 21, pero al regreso el conflicto amenaza con agravarse.

LEA TAMBIÉN: El Bayern rechaza interés en Cristiano Ronaldo: \"El bulo del día\"

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo