Menu



Tigres goleó por 4-2 y superó de manera contundente al América, con el que mantiene una notoria rivalidad, en un partido que reeditó la última final de liga, esta vez por la jornada tres del fútbol mexicano.

El campeón volvió a derrotar al América, como lo había hecho en la Navidad pasada para alzarse con el título de liga. Ninguno había ganado hasta ahora en el torneo. 

El encuentro tuvo muchas ocasiones y la superioridad del equipo local no se hizo evidente en el marcador. América, que se mostró endeble, aprovechó las pocas ocasiones que tuvo para empatar transitoriamente el partido en dos ocasiones.

Antes de que se cumpliera un minuto de juego, la pared entre los delanteros de la escuadra felina, el argentino Ismael Sosa y el francés André-Pierre Gignac, provocó el primer gol del partido.

La primera jugada del encuentro fue un pronóstico certero del desarrollo del primer tiempo. Los Tigres aprovecharon la pasividad del América, que tuvo un mal día en defensa. 

Con la ventaja en el marcador, los felinos tuvieron dos ocasiones más, una de Gignac y otra de Javier Aquino, antes de que se cumplieran diez minutos del inicio.

La única llegada del primer tiempo para los visitantes llegó al minuto 20. Rodeado de rivales, el mexicano Oribe Peralta puso el 1-1 parcial. La línea defensiva felina fue cómplice del tanto americanista.

Pero el gol del América fue un oasis de tranquilidad en un partido donde Tigres fue el protagonista absoluto. La respuesta al empate fue una pelota que Sosa estampó en el poste derecho de la portería americanista.

La profundidad de Aquino y de Jürgen Damm por las bandas, así como las combinaciones entre Gignac y Sosa, fueron un castigo para el equipo visitante.

El argentino Lucas Zelarayán no tuvo clemencia. El sudamericano puso el 2-1 con un tiro libre que dejó impávido al portero visitante al minuto 35. Las diferencias entre los últimos finalistas de la liga fueron superiores a las que mostraba el marcador. 

Lea También: El Cruz Azul de Jémez remonta y empata 2-2 contra Monterrey

En la segunda parte, América aprovechó la distracción de los locales en una pelota parada. Bruno Valdés, defensa paraguayo, anotó de cabeza a la salida de un tiro de esquina para el 2-2.

América emparejó el partido. Tigres reculó y asumió una estrategia conservadora. A partir de entonces, la diferencia entre ambos equipos fueron las individualidades.

Por segunda vez en el partido, Zelarayán anotó un gol de alta calidad. Es el primer doblete que realiza desde su llegada a México en 2016.

Después de un intento de chilena de Gingac, el argentino se encontró con la pelota y definió de primera intención. El bombazo pegó en el travesaño de Marchesín antes de convertirse en el 3-2.

El 4-2 llegó en la recta final, cuando Sosa aprovechó un rebote para definir con mucha tranquilidad picando el balón ante la salida del portero rival.

América, que suma dos derrotas consecutivas, recibirá el próximo sábado a Veracruz en el Estadio Azteca. Tigres visitará el domingo a los Jaguares de Chiapas.

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: Tigres, Liga MX, América,
Encuentro Deportivo