Menu



El gremio de árbitros de la liga mexicana decidió plantarse ante la Federación y no pitar en la décima jornada, que debía empezar este viernes, para exigir respeto de los jugadores, lo que obligó a suspender la fecha.

La decisión de los silbantes fue consecuencia de los castigos que la Federación Mexicana de Fútbol aplicó al argentino Enrique Triverio y al paraguayo Pablo Aguilar por agredir a los réferis de sus respectivos partidos, sanciones que los árbitros consideraron insuficientes.

Aguilar recibió diez partidos de suspensión y Triverio siete, además de uno por lenguaje soez. La comisión disciplinaria dio los castigos por "intentos de agresión" y no por "agresión", como decían las cédulas arbitrales de los respectivos partidos. 

Lea También: Muere el entrenador uruguayo Aníbal "Maño" Ruiz

La Federación y la Liga MX anunciaron en un comunicado conjunto que la fecha queda suspendida hasta nuevo aviso.

"Los árbitros designados para dicha jornada se han negado a prestar sus servicios, decisión que fue tomada de forma unilateral", dice el anuncio. "Los partidos serán reprogramados y se informará posteriormente la fecha en que se realizarán los mismos".

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: México, Liga MX,
Encuentro Deportivo