Menu



En busca de la clasificación a los playoffs, Pumas recibirá mañana al América, que tendrá que sobreponerse a la baja de su dupla defensiva titular, en uno de los clásicos más importantes de la liga mexicana de fútbol.

El equipo dirigido por el argentino Ricardo La Volpe visitará Ciudad Universitaria, donde Pumas hace de local, sin el paraguayo Pablo Aguilar, suspendido un año por agredir a un árbitro, ni el argentino Paolo Goltz, lesionado.

"Ellos (América) están heridos y eso los hace más peligrosos, tienen un potencial enorme, puede ser que estén más unidos", declaró Gerardo Alcoba, defensa uruguayo de Pumas, en la previa del encuentro.

"No hemos podido derrotarlos en el torneo regular, pero ya los eliminamos de unas semifinales de liga, eso vale más, pero siempre hay que tener respeto por el rival al que vamos a enfrentar", añadió.

Además, los americanistas no podrán contar con el ecuatoriano Renato Ibarra, quien era uno de los titulares inamovibles del equipo, por la fractura que sufrió en el peroné de su pierna izquierda.

Pero no todas son malas noticias para el América. El paraguayo Cecilio Domínguez, que se perdió el último mes por una lesión en el hombro, volverá a la convocatoria y podría ser titular.

"Siempre me pone feliz poder concentrar, pero más cuando me toca jugar. Con la lesión pude trabajar más en lo físico, adaptarme a la altura de la Ciudad de México", declaró Domínguez. 

"No queremos salir golpeados, hay una rivalidad con Pumas adentro de la cancha y nosotros queremos ser ejemplo para la gente, espero que no haya violencia", agregó.

Este partido es considerado de alto riesgo por el antagonismo entre las barras de los respectivos clubes. Como medida de precaución, el América suele llegar al estadio de Pumas en camionetas blindadas.

El entrenador felino, el mexicano Francisco Palencia, tendrá a toda su plantilla a disposición para el domingo. Pero, a pesar de la localía y las circunstancias, los universitarios no caen en el exceso de confianza.

"No nos vemos como favoritos. Al final esto es un clásico, no creo que las bajas de América afecten su forma de juego, no podemos cometer ningún error", declaró Jesús Gallardo, mediocampista mexicano de Pumas.

Lea También: Boca Juniors quiere consolidarse como líder solitario en Argentina

"Es un partido muy importante, se juegan muchas cosas en apenas 90 minutos, he vivido estos partidos desde que estaba en la cantera y se vivían con la misma intensidad, hay que dar todo en la cancha y buscar los tres puntos", expresó Gallardo.

El clásico entre Pumas y América, por la fecha 11 del Clausura 2017, podría servir para los locales como el trampolín hacia las primeras posiciones de la tabla y asegurarse un lugar en las finales.

Pumas se ubica en la séptima posición con 14 unidades, a tres de los punteros, pero con cuatro equipos detrás de ellos, todos con 12 puntos, que esperan su caída para sobrepasarlos en la clasificación.

En cambio, para los visitantes será una de sus últimas oportunidades de subirse al tren de la liguilla. Las finales están reservadas para los primeros ocho lugares. América suma 11 puntos y ocupa el lugar 13.

Ambos equipos enfocarán ahora todos sus esfuerzos en la liga, ya que es el único torneo en el que siguen con vida. Pumas fue eliminado hace un par de semanas de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Concacaf por los Tigres.

América perdió la semana pasada ante los Xolos en los octavos de final de la Copa MX, donde Aguilar agredió al juez central central al final del encuentro.

Las agresiones de Aguilar y del argentino Enrique Triverio de Toluca provocaron que los árbitros suspendieran la fecha diez, que será repuesta en abril, para exigir castigos "ejemplares" contra los agresores.

Una vez anunciadas las sanciones, la liga mexicana se reanudó a media semana con los partidos de cuartos de final del torneo de copa y seguirá este fin de semana con los encuentros restantes de la jornada.

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo