Menu



Las Chivas de Guadalajara consiguieron este domingo su pase a las semifinales de la Liga mexicana y, después de haber tenido problemas para mantener la categoría en años anteriores, sueñan con ganar el "doblete": Liga y Copa.

Uno de los clubes más populares del país y el único que juega exclusivamente con futbolistas mexicanos ya ganó el mes pasado la Copa MX. En caso de levantar el trofeo de Liga, empataría a su clásico rival América, con 12 títulos, como los máximos ganadores ligueros.

Chivas jugará ante Toluca por un pase a la final de la "Fiesta Grande" del fútbol mexicano esta semana. En la otra semifinal, los Xolos, líderes de la fase regular, se encontrarán con los Tigres, campeones defensores.

"Estamos muy contentos porque se logró el primer objetivo que teníamos, hace tiempo que Chivas no estaba en estas instancias", declaró el delantero Alan Pulido después de clasificar a semifinales.

"Obviamente soñamos con el doblete, estamos para grandes cosas, lo hemos demostrado", había declarado Pulido al diario "Récord" hace una semana.

Pero el entrenador de Chivas, el argentino Matías Almeyda, tiene claro que el camino no es nada sencillo. "Hay una realidad, los demás equipos hacen mucho más goles que nosotros, entonces los candidatos son ellos", declaró el entrenador después de clasificar a semifinales frente a Atlas.

"Los cuatro equipos queremos lo mismo, estamos con ganas, preparados e ilusionados, pero si yo hablara de un campeonato sería soberbio y la soberbia no está en mí, vamos paso a paso", aseguró.

Almeyda llegó en septiembre de 2015 para ocupar el lugar del mexicano José Manuel de la Torre, con quien Chivas había alcanzado su primera liguilla en tres años pero que tenía serios problemas con la tabla porcentual, que define los descensos en la Liga MX.

Con el ex jugador de River Plate de Argentina en el banquillo, Chivas dejó atrás sus coqueteos con el descenso y pasó a ser protagonista de una Liga que no gana desde 2006.

Lea También: Chivas vence al Atlas en el derby de Guadalajara y clasifica a semis

Cuando Almeyda llegó al club, Chivas se encontraba en la 16º posición, a dos plazas de perder la categoría. Cuando comience la temporada 2017-2018, Chivas ocupará el séptimo lugar en la tabla de los promedios, muy lejos del "infierno" de la división de ascenso.

Chivas no sólo escapó con rapidez del descenso de la mano de Almeyda. También alcanzó tres de las últimas cuatro finales del torneo de Copa, de las cuales ganó dos ediciones (Apertura 2015 y Clausura 2017) y perdieron otra (Apertura 2016).

Además, se clasificó a los playoffs de los últimos tres torneos de manera conecutiva. Pero la Liguilla siempre fue su deuda pendiente: en dos ocasiones, los pupilos de Almeyda cayeron ante el América, su clásico rival.

La tercera fue la vencida. Contra Atlas, en el derby de la ciudad de Guadalajara, Chivas sufrió pero clasificó. El 1-0 de la vuelta de los cuartos (1-1 global) le alcanzó para avanzar por su posición en la tabla general, donde fue tercero.

El gol del mediocampista Orbelín Pineda rompió también una racha para Chivas de seis años sin ganar como locales en la fase de finales y significó el primer triunfo de Almeyda en liguillas desde que llego a México.

"No importa el rival que nos toque, intentaremos hacer lo que venimos haciendo hasta ahora", fueron las palabras del defensa de Chivas Oswaldo Alanís. "Tenemos en mente la semifinal y vamos a trabajar para ello", añadió.

Los de Guadalajara quieren volver a los primeros planos con un golpe de autoridad: desde que en 2012 el torneo de Copa se volvió a disputar en el país, ningún equipo ha ganado ambos títulos en el mismo semestre. Las Chivas de Almeyda buscan ser los primeros.

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: Liga MX,
Encuentro Deportivo