Menu



Los Tigres consiguieron su boleto a la final de la Liga mexicana al vencer a América por 3-0 como local (4-0 global) y ahora espera por Monterrey, el gran favorito y su clásico rival, para disputarse el título.

Tigres mostró sus credenciales para competir por el título con el favorito Rayados de Monterrey, que este domingo deberá certificar en su estadio su ventaja de 1-0 en la ida frente a Monarcas Morelia.

"Estamos muy contentos, con toda la energía positiva por la final, estamos en un buen momento pero vamos cada día por más, el objetivo todavía no lo cumplimos", manifestó el defensa de Tigres Francisco Meza.

Sin embargo, el jugador mostró mesura. "Tenemos los pies sobre la tierra, sabemos que lo que queremos todos todavía no lo alcanzamos, pero estamos muy seguros de seguir con nuestro paso", dijo.

Sobre una posible final entre rivales de ciudad, Meza indicó que no cambia nada el rival que esté enfrente. "Con quien nos toque tenemos que seguir nuestra táctica, ya sea Monterrey o Morelia, hay que hacerlo lo mejor que podamos", señaló.

En caso de que los del argentino Antonio "Turco" Mohamed se impongan a los morelianos, habrá un clásico entre equipos del norte de México por primera vez en la historia.

Para los de Ferretti será su undécima final liguera, de las cuales ganó cinco y perdió la misma cantidad. Tigres jugará la serie por el título por tercera vez consecutiva y la quinta en los últimos siete torneos.

El conjunto felino fue muy superior a su contraparte americanista y, después de un primer tiempo igualado, lo humilló en el complemento con un doblete del ecuatoriano Enner Valencia (56’ y 72’) y del francés André-Pierre Gignac (76’).

El ex atacante del Olympique de Marsella llegó a 18 goles en fase de finales en México, el tercero más anotador con un mismo equipo de la historia.

Los americanistas, presos de la impotencia, terminaron con nueve futbolistas debido a las expulsiones del argentino Guido Rodríguez (60’) y del mexicano Edson Álvarez (66’).

"La diferencia fue que la contundencia de ellos no la tuvimos nosotros, sus delanteros están en un buen momento y nosotros no hicimos los goles", señaló Miguel "Piojo" Herrera, técnico de América.

"Ellos tienen una plantilla más grande, más completa, yo tengo juveniles y ellos tienen un equipo más completo. Teníamos mayores aspiraciones, por eso estoy molesto, si no estuviera así significaría que estamos conformes", completó.

Los locales ya habían pegado al América en la ida, cuando ganaron por la mínima ventaja gracias al gol del brasileño Juninho –de penal–, volvieron a mostrar su superioridad sobre un equipo que se despidió de la Liguilla sin anotar goles en cuatro encuentros disputados.

"La Liguilla se gana con goles, fue un gran equipo al que enfrentamos y ya, ahora a pensar en lo que sigue", expresó Herrera. "Nos hicieron el (primer) gol y después una expulsión (en contra) que nos afectó, una tarjeta así no se puede regalar", concluyó.

Tigres había avisado en el primer tiempo con tres oportunidades claras para cada uno de sus delanteros: Gignac, Valencia y el internacional chileno Eduardo Vargas se perdieron la posibilidad de poner en ventaja a su equipo.

Pero el complemento fue diferente. América, obligado a anotar al menos dos goles para avanzar de fase, se lanzó al ataque y tuvo en los pies del colombiano Darwin Quintero su único ataque de peligro, pero el sudamericano mandó su tiro muy desviado del arco contrario.

Los felinos, agazapados en su campo, consiguieron liquidar el partido con dos contragolpes efectivos y, con superioridad de elementos en la cancha, anotaron un tercero después de un penal cometido por el juvenil Diego Láinez.

LEA TAMBIÉN: Torino y Atalanta no se sacan ventaja y empatan 1-1 en la Serie A

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo