Menu



Alemania y Chile empataron hoy 1-1 en uno de los partidos más esperados de la Copa Confederaciones de fútbol y quedaron a un paso de avanzar a semifinales del torneo.

Un inagotable Alexis Sánchez, elegido mejor jugador del partido, abrió el marcador en el Kazán Arena con un temprano tanto (6') que lo convierte en máximo goleador histórico de la Campeona de América con 38 goles, pero Lars Stindl igualó al filo del entretiempo (41').

El resultado supo poco a los de Juan Antonio Pizzi, que controlaron gran parte del duelo con un juego más aguerrido y veloz que la Alemania "experimental" de Joachim Löw, pero a Chile le bastará un empate el domingo ante Australia para avanzar a semifinales.

El mismo resultado necesitará Alemania ante Camerún, que hoy empató 1-1 con los oceánicos, por lo que, salvo sorpresa, las dos favoritas del Grupo B tendrán su lugar entre las cuatro mejores.

El enorme respeto que Joachim Löw venía mostrando por "uno de los mejores equipos del mundo" quedó reflejado ya en su alineación, con cuatro cambios claramente defensivos en comparación con el once que ganó 3-2 a Australia en el primer partido y sin un delantero neto.

Pero al igual que en el debut, la defensa se reveló pronto como el talón de Aquiles de la campeona del mundo: una pérdida de balón de Shkodran Mustafi acabó en Vidal, que cedió de primera a Sánchez para que el "Matador" abriera el marcador con un zapatazo pegado al palo.

El del Arsenal, elegido mejor jugador del partido, superó así en tantos al ya retirado Marcelo Salas, que sumaba 37, y quedó como máximo goleador histórico de la selección.

Alemania respondió desplegando su juego de toque y posesión, pero sus titubeos defensivos hicieron que el peligro siguiera siendo patrimonio de Chile. Eduardo Vargas rozó así el 2-0 al revolverse en la puerta del área y lanzar un bombazo al travesaño en el 19'.

Cuando el partido parecía bien controlado por un Chile que mordía cada balón y metía miedo en cada transición al ataque, Alemania encontró el camino que insistía en buscar.

Emre Can condujo 40 metros desde el centro del campo y habilitó a Jonas Hector, que centró desde la izquierda para que Stindl empujara el balón e hiciera su segundo gol en dos partidos. Una combinación con el sello letal de la Alemania grande.

El arquero Marc-André ter Stegen, más seguro que el impreciso Bernd Leno del debut, tuvo aún tiempo de desviar un disparo de Sánchez pegado al palo. El partido fue a la pausa con un 1-1 que sabía a poco a "La Roja" y que calló por un momento al atronador público chileno.

La segunda mitad mostró que Chile seguía al mando con tres balones aéreos a Vidal y otro disparo de Vargas, y hasta la grada volvió a encenderse cuando el árbitro mostró una amarilla rigurosa a Sánchez por lanzar enfadado un balón fuera.

El desgaste era grande y Gary Medel tuvo que ser reemplazado en el 70' con una lesión muscular. El partido se enfrió, una situación cómoda para Alemania en el tramo decisivo, pero las llegadas de la campeona del mundo se extinguieron en el área o en las manos de Johnny Herrera.

Chile se quedó con sabor a poco y sin poder disfrutar una victoria ante la actual campeona del mundo, un rival al que no vence desde hace más de medio siglo, pero el empate acerca a los de Pizzi a su objetivo principal: seguir haciendo historia.

Lea también: Medios: Escándalo por tres casos de doping positivos en River Plate

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo