Menu



La Copa Confederaciones de Rusia parecía una inmejorable oportunidad para México: un gran escenario internacional, un torneo en el país anfitrión del próximo Mundial y un duelo en semifinales ante una Alemania sin sus máximas estrellas. Pero el "Tri" volvió a recibir una cachetada en su eterno intento de dar el salto a la elite.

La caída el jueves por 4-1 ante una Alemania alternativa en las semifinales del torneo dejó en evidencia lo difícil que resulta para México dar ese último paso que le separa de las grandes selecciones. Y las explicaciones se acumulan en boca de los jugadores y analistas: falta de concentración, fallas tácticas, necesidad de mayor rodaje internacional...

En apenas ocho minutos, Alemania sepultó gran parte de las esperanzas mexicanas en Sochi con dos goles de Leon Goretzka que encontraron mal parada a la defensa del "Tri". El conjunto de Juan Carlos Osorio salió a presionar muy arriba y pagó las consecuencias ante un rival del calibre de la campeona mundial.

"Osorio sigue siendo un terco", lanzó el legendario Hugo Sánchez en su rol de comentarista de ESPN. El entrenador colombiano quedó en la mira tras una nueva eliminación abultada que se suma al 7-0 sufrido el año pasado en los cuartos de final de la Copa América Centenario ante Chile.

Las mega-rotaciones de Osorio entre partido y partido en medio de un mismo torneo generan resistencia en algunos sectores de la prensa y los aficionados mexicanos. Y según Sánchez, nada indica que eso vaya a cambiar de cara al Mundial del 2018 en Rusia.

Para Osorio tampoco es negociable el estilo ofensivo, aunque algunos jugadores deslizaron tras la caída ante Alemania que México pecó de ambicioso e ingenuo.

"En partidos de vida o muerte muchas veces tienes que priorizar el orden defensivo más que el ofensivo", dijo el arquero mexicano Guillermo Ochoa. "Tenemos que buscar ser más inteligentes y no tan agresivos".

"En torneos tan cortos tenemos que mejorar en eso. De repente uno quiere ser agresivo, quiere ser valiente, quiere ir a buscar los juegos con nuestro estilo y en este tipo de partidos... sí, tenemos calidad, tenemos talento, pero los rivales también cuentan", advirtió.

Marco Fabián, autor del único gol mexicano ante Alemania, coincidió en parte con el análisis. "Hay que ser claros y saber que nos falta contundencia, que en las ganas y el querer ir adelante a veces dejamos muchos espacios que equipos como Alemania lo aprovechan muy bien", comentó.

Lea También: Alexis Sánchez: \"He aprendido a no ser egoísta\"

Pero también es cierto que no hay estrategia que funcione cuando falta concentración. "Yo diría que fue un tema de concentración. Los dos primeros goles fueron de vestidor", dijo Fabián.

Para Javier Hernández solo queda seguir acumulando rodaje contra las mejores selecciones y darle oportunidades a los jugadores que emergen en la Liga mexicana para que puedan dar el salto a Europa.

"A nadie nos gusta perder, menos así, menos en una semifinal y más con la esperanza que teníamos de llegar a la final. Pero así es el fútbol, jugamos contra la campeona del mundo y esto nos va a servir muchísimo a todo el pueblo mexicano para saber en donde estamos y nunca menospreciar a un rival", comentó "Chicharito".

"La experiencia ahora fue negativa, pero no nos deja de dar eso, la experiencia. Solo un jugador había jugado antes contra Alemania, Rafa Márquez. Lamentablemente es desagradable, pero nos servirá".

El goleador histórico del "Tri" recordó que México no pudo alcanzar las semifinales en la Copa Confederaciones disputaba hace cuatro años en Brasil, lo que muestra cierto crecimiento del fútbol mexicano.

"Ahora tenemos la oportunidad y la dicha de poder jugar un tercer y cuarto lugar contra la campeona de Europa (Portugal). Es algo que no se pudo hacer el torneo pasado, entonces se mejoró algo en estos cuatro años. Vamos poco a poco. Esto no es de la noche a la mañana".

El gigante de la Concacaf domina desde hace tiempo en su confederación: ganó tres de las últimas cuatro Copas de Oro -en una semana arranca una nueva edición en Estados Unidos- y sus clubes ganan año tras años la Concachampions.

Pero cuando se trata de salir fuera de la región las dificultades son otras, más allá de haber ganado la Copa Confederaciones en 1999 jugando como local. En los Mundiales el "Tri" busca desde hace más de dos décadas romper la barrera "maldita" de los octavos de final. Y como se vio en Rusia, deberá seguir trabajando para escalar ese muro el año próximo.

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: Copa Confederaciones
Encuentro Deportivo