Menu





Marcelo Díaz solo consiguió sostener firme la voz una pregunta antes de quebrarse. Desolado por su error, el jugador del Celta de Vigo asumió toda la responsabilidad por la derrota de Chile ante Alemania en la final de la Copa Confederaciones de Rusia.

"Lamentablemente un error personal impide que nos llevemos un preciado título. Creo que aquí no hay que ser brujos y no hay que ver otra cosa, yo soy el único responsable del gol de Alemania", dijo el domingo por la noche el centrocampista de 30 años, que no pudo evitar el llanto mientras recordaba la jugada.

Una pérdida de balón del cerebro chileno cuando era el último hombre en la defensa propició el tanto de Lars Stindl en el minuto 20 de la final disputada en San Petersburgo y a la postre la derrota de los sudamericanos.

"Lamentablemente no pudimos empatarlo, no pudimos levantarnos de ese golpe. Mis compañeros siguieron jugando con una intensidad y una garra que pocas veces se ven, pero lamentablemente mi error jugó una mala pasada", agregó a la salida del vestuario del Estadio Krestovski.

Los periodistas intentaban consolarlo y le recordaban que en su carrera dio más buenas que malas a Chile y que el equipo tuvo 70 minutos para empatar. Pero Díaz no podía quitarse esa jugada de la mente.

"Será, pienso, el peor error que voy a cometer en mi vida de futbolista", lamentó el jugador del Celta. "Esta copa quizás era la única oportunidad que teníamos de ganarla. Un error lo comete cualquiera, pero lamentablemente hoy me tocó a mí". "Me toca sufrir en este momento, pero no tengo dudas de que me voy a levantar", añadió.

Un rato después, ya entrada la madrugada en Rusia, el jugador chileno escribió un emotivo mensaje en el que agradeció las "infinitas muestras de apoyo".

"Queridos Chilenos, en este momento tan difícil quiero agradecer a cada uno de ustedes por el apoyo que me están brindando, me hacen sentir especial e importante", escribió en Instagram.

"Les contaré una historia: hace casi 14 años me tocó vivir la situación más dolorosa de mi vida familiar con el fallecimiento de mi querido hermano. Hoy casi 14 años después me tocó vivir la situación más dolorosa en el fútbol por un error garrafal que nos perjudicó en la obtención de la Copa Confederaciones", comparó.

"Siempre dije que el fútbol no me haría sufrir como aquella vez, pero estaba totalmente equivocado. Tal como lo hice esa vez, lloraré, lo pasaré muy mal, me sentiré horrible y guardaré una pena por el resto de mi vida, pero lo que tengo más claro es que me debo poner de pie y seguir luchando día a día", continuó. "Porque la vida es así y siempre lo he dicho, la vida es para los valientes y yo me creo uno de ellos.

No sólo los hinchas chilenos, sino también sus compañeros y su entrenador salieron inmediatamente a respaldarlo frente a los micrófonos.

"No es que no le dé importancia a lo que pasó con Marcelo, pero en esta profesión estamos tan expuestos y sujetos a errores permanentemente...", dijo Jean Beausejour. "Le tocó a él, pero después nosotros tuvimos 70 minutos para igualar un partido y no lo dimos vuelta", afirmó.

"Siento que son todos los errores compartidos. En esa jugada a lo mejor no le dimos las distintas opciones para salir con un pase tranquilo. Por algo tuvo que hacer esa maniobra. Entonces claro, uno se va al error puntual, pero a lo mejor en esa jugada hay un muchos errores que pasaron desapercibidos", señaló.

Pizzi, que decidió quitar del campo a Díaz en el inicio del segundo tiempo, también le brindó su pleno respaldo.

"Su forma de jugar es así. Nosotros invitamos a que el estilo sea ese. Él es el principal conductor de nuestro fútbol y siempre hay imponderables en los partidos. No lo esperábamos pero son cosas que pueden suceder. Nuestro apoyo es máximo", aseguró.

LEA TAMBIÉN: Joachim Löw: \"Alemania sigue siendo el mejor equipo del mundo\"

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo