Menu



El alemán Timo Werner se quedó hoy con la Bota de Oro que distingue al máximo goleador de la Copa Confederaciones de fútbol, por delante de sus compatriotas Lars Stindl y Leon Goretzka.

Al igual que sus compañeros de equipo, el atacante del Leipzig logró tres tantos en el torneo que sirve de ensayo para el Mundial de 2018, pero se llevó el trofeo por dar más asistencias, dos.

Stindl se quedó con la Bota de Plata porque anotó sus tantos en menos minutos de juego que Goretzka.

Con su tanto en la final ante Chile que Alemania ganó por 1-0, Stindl desplazó del podio al portugués Cristiano Ronaldo.

Lea También: Alemania frustra el sueño chileno y conquista la Copa Confederaciones

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: Copa Confederaciones
Encuentro Deportivo