El mediapunta Víctor Guzmán (112’) anotó de cabeza cuando el partido se encontraba atascado y parecía dirigirse a los penales. El conjunto marroquí jugó desde el minuto 68 con diez jugadores por la expulsión de su capitán Brahim Nakach.

Los "Tuzos", campeones de Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol), fueron superiores en el trámite del juego disputado en Abu Dabi, pero fallaron varias oportunidades ante el arquero Zouhair Laaroubi, una de las figuras en el Wydad.

El más entusiasta y el líder del Pachuca en el terreno de juego fue el japonés Keisuke Honda, que probó en varias ocasiones pero, como su equipo, nunca fue preciso.

A pesar de que Pachuca fue superior durante la mayor parte del duelo, el equipo africano fue el que tuvo la ocasión más clara en el tiempo regular. Ismail El Haddad (60’) mandó un centro desde la izquierda que realizó un efecto extraño y pegó en el travesaño.

Cuando más peligroso parecía el Wydad, con sus cada vez más rápidos contragolpes, que evidenciaban el lento retroceso de Pachuca, Nakach fue expulsado (68’) por una falta imprudente que le costó su segunda amarilla.

Pero Pachuca no sacó réditos de su superioridad numérica. Impotentes y poco creativos, los mexicanos lucían desesperados por evitar los tiempos extra.

Sobre el final del tiempo regular, Honda encontró un espacio y metió un preciso centro al argentino Franco Jara, que de frente a la portería mandó su cabezazo por fuera y aseguró que se jugara la prórroga.

El público, que apoyaba tímidamente a los marroquíes, se volcó con ellos cuando se quedaron con un hombre menos y festejaba todas las jugadas del Wydad como si fueran goles a favor.

Guzmán, que había tenido la más clara en el primer tiempo extra, convirtió de cabeza el único gol del encuentro después de un centro pasado de Raúl López (112’). Wydad intentó una respuesta, pero se encontraba exhausto y no generó peligro.

Para Pachuca todos fueron festejos. Su portero, el mexicano Óscar "Conejo" Pérez, se convirtió en el futbolista de mayor edad en disputar un partido del Mundial de Clubes con 44 años, superando al colombiano Miguel Calero, que lo hizo con 39 en 2010.

Ahora, los "Tuzos" se enfrentarán el próximo martes al Gremio brasileño, campeón de la Copa Libertadores de América, por un boleto a la final del llamado "Mundialito".

El Mundial de Clubes, que se disputa en esta edición en los Emiratos Árabes, reúne anualmente a los campeones de todas las confederaciones y a un equipo anfitrión.

LEA TAMBIÉN: El West Ham da un golpe a las aspiraciones del Chelsea

Copa del Mundo

Fútbol Internacional

Fútbol Nacional

  • MAPEI
  • Construrama
  • SIFUT
  • INTELEC
  • BOKITAS
  • TOSH