Yashinquesada.com

Nery Brenes rozó su carrera perfecta y estuvo cerca de lograrla, hasta ceder en el cierre y terminar con bronce en los 400 m planos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

El campeón de Mayagüez 2010 quiso repetir en Barranquilla el oro y terminó tercero, tras una semifinal espectacular en la que hizo el mejor de los tiempos (45.60) y una final en la que estuvo cerca de la celebración.

Su tiempo fue prácticamente el mismo (45.61), no así los de Lugelín Santos (44.59) y Yoandys Lescay (45.38), quienes aprovecharon un bajón del tico en el remate y explotaron en el epílogo para enviar al tico a la tercera casilla.

Dolido, el costarricense necesitó varios minutos en la pista para buscarle una explicación a lo sucedido. Incluso, apagaron las luces del estadio y ahí seguía él, sin ánimo de levantarse pese a las voces de apoyo del Presidente del Comité Olímpico de Costa Rica, Henry Núñez.

“Lo de hoy fue extraño. Yo salí a hacer la mejor carrera de mi vida, lo estaba logrando, iba tranquilo, iba muy cómodo y de un pronto a otro el cuerpo solo dijo no más. Sufrí muchísimo los últimos 60-50 metros como nunca había sufrido en mi vida. Hasta un punto era la mejor carrera de mi vida y después de ese punto fue la peor experiencia que he sufrido en una competencia”, se sinceró más adelante.

“Hoy salimos totalmente motivados. Estoy en la mejor forma de mi vida, y aunque no se reflejó como tal y sucedió casi lo mismo de siempre, se dieron destellos de ese gran sueño que anhelamos de correr 43 (segundos). Hoy salía por todas para tratar de lograrlo y me faltó un poco. Salgo un poco decepcionado, no por la carrera sino porque sentí que podía haber dado más.

“Ya la próxima semana estaremos en Toronto (Canadá, en el Campeonato Norte, Centroamericano y del Caribe, NACAC) y vendrán cosas mejores, porque aunque hay un montón de tristeza sé que lo voy a hacer mejor”, se motivó a si mismo.

FOTO Y FUENTE: PRENSA / CON

LEA TAMBIÉN: Santos sale derrotado y se jugará el pase en Jamaica