Yashinquesada.com

El presidente del Sevilla, José Castro, afirmó a última hora del jueves en rueda de prensa que el club hispalense se negará a disputar la Supercopa a un partido, tal y como había propuesto la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), debido a que debe “cumplir el compromiso que tiene con sus “socios y jugar en el Sánchez Pizjuán un partido que es de abono”.


Castro ha solicitado que el primer título de la temporada 2018-19 se dirima “a dos partidos, el 5 y el 12 de agosto, que eran las fechas inicialmente previstas” aunque está resignado a que “terminará decidiendo el Consejo Superior de Deportes, que es una instancia superior”.


El presidente sevillista ha argumentado su negativa “porque el calendario prefijado y el partido estaba incluido en el abono de la temporada”.
El problema radica en la falta de fechas para disputar dos partidos por la gira del Barça y la previa europea del Sevilla.


De hecho, la RFEF había propuesto al Barça y al Sevilla que la Supercopa de España se disputara a partido único y en terreno neutral el domingo 12 de agosto. Tánger, en Marruecos, había ganado enteros como sede excepcional.


La iniciativa de jugar el torneo veraniego a un partido fue del FC Barcelona, que tiene prevista una gira por Estados Unidos para el mes de agosto. Además, el 9 de agosto el Sevilla debe disputar la previa de la Europa League. Sin embargo, el club andaluz propuso que si el torneo se disputaba a partido único fuese en el Sánchez Pizjuán, algo que la Federación parece haber descartado este comunicado.


La RFEF tratará el asunto en su junta directiva prevista para este próximo lunes, 9 de julio.


LEER TAMBIÉN: Arthur anuncia que se marcha al Barça y se despide emocionado del Gremio