Yashinquesada.com

 Amnistía Internacional (AI) denunció este miércoles que una empresa de ingeniería que ha llevado a cabo la construcción de infraestructuras del Mundial de fútbol de Catar 2022 no ha pagado los salarios a sus empleados migrantes desde hace meses, dejándolos varados y sin dinero.

La compañía Mercury MENA debe miles de dólares a los trabajadores de diferentes países que han trabajado para construir proyectos alrededor del estadio de Lusail en Catar, que acogerá la ceremonia inaugural y la final del primer Mundial en suelo árabe, aseguró AI en un comunicado.

Entre octubre de 2017 y abril de 2018, AI entrevistó a 78 exempleados de Mercury MENA oriundos de India, Nepal y Filipinas, a quienes la compañía les debe hasta 2.470 dólares.

"En 2017, el Gobierno de Catar fue aplaudido tras anunciar un programa de reformas laborales. Pero mientras se firmaba este acuerdo, decenas de empleados de Mercury MENA quedaron varados sin salario en un alojamiento miserable, preguntándose de dónde vendría su próxima comida y si lo harían", dijo el director adjunto del Programa de Asuntos Globales de la organización, Steve Cockburn.

El responsable aseveró que "muchos" empleados de Mercury MENA "terminaron trabajando sin salario durante meses y quedaron decepcionados por un sistema que no los protegió".

Además, instó a Catar a "ayudar a estos trabajadores migrantes a reconstruir sus vidas y demostrar que se toma en serio la mejora de los derechos de los trabajadores".

En respuesta al informe de AI, el Ministerio de Trabajo catarí afirmó este miércoles en un comunicado que esta situación "no es tolerada por el Estado de Catar" y "actualmente se está llevando a cabo un procedimiento judicial contra Mercury MENA".

Asimismo, indicó: "Si bien Mercury MENA ya no opera en Catar, los asuntos legales continuarán y realizaremos una investigación completa. Abordaremos cualquier problema o violación existente y solucionaremos cualquier asunto restante".

En noviembre de 2017, AI habló con la empresa denunciada, que confirmó la existencia del retraso de pagos, aunque negó que sus trabajadores fueran explotados.

Desde ese momento, según la organización, Mercury MENA no ha contestado a ninguna de sus preguntas.

Catar alberga a casi dos millones de trabajadores migrantes, que representan aproximadamente el 95 por ciento de la mano de obra en el pequeño emirato árabe.

Aproximadamente el 40 por ciento -unos 800.000- de los trabajadores de Catar laboran en el sector de la construcción y muchos en eventos relacionados con el Mundial 2022.

Organizaciones que luchan por los derechos humanos han denunciado sistemáticamente el sistema de la "kafala" (de patrocinio), que se utiliza para mantener bajo control a los trabajadores inmigrantes.

El sistema otorga al empleador el rol de patrocinador de los trabajadores no calificados, lo que les hace responsables de su visado y situación legal en el país.

LEA TAMBIÉN: Primeros dos legionarios confirmados para fogueos de la tricolor