El partido entre el Sturm Graz austríaco y el AEK Larnaka chipriota, correspondiente a la ida de la tercera ronda previa de la Liga Europa, ha tenido que ser interrumpido en el minuto 78, después que uno de los árbitros asistentes recibiera en la cabeza el impacto de una botella lanzada desde las gradas.

En el momento del incidente el AEK ganaba por 0-2 con goles de del español Joan Guillem Truyols (m.46) y el macedonio Ivan Trickovski (74).

A falta de 12 minutos para el final uno de los árbitros asistentes recibió el impacto de una botella y quedó tendido en el césped sangrando. Ante la gravedad del hecho, el árbitro principal, el sueco Mohammed Al-Hakim, envió a los equipos a los vestuarios

LEA TAMBIÉN:  Tercer traspaso del Barcelona al Everton