El entrenador del FC Barcelona, Ernesto Valverde, vivió de manera especial la penúltima jornada de la gira del Barcelona por Estados Unidos tras conocer el fichaje del centrocampista chileno Arturo Vidal, de quien espera que les ayude a ser mejores como equipo.

Valverde está convencido que Vidal aportará de inmediato energía, calidad y experiencia en el centro del campo después de como lo ha hecho en equipos importantes, con quienes no ha pasado desapercibido por su estilo de juego agresivo y sin concesiones, típico de los profesionales que se consideran "guerreros".

"El año pasado logramos a Paulinho, un estilo muy diferente, y nos ayudó; y ahora estamos convencidos que Vidal también hará lo propio", analizó Valverde desde San José (California), donde el Barcelona completó su preparación para el partido de esta noche ante el Milan.

El entrenador del Barcelona reiteró que no sabía si todavía podían llegar nuevos jugadores al equipo, ni tampoco sentenció si el hispano brasileño Rafinha Alcántara iba a seguir con el equipo, aunque insistió que estaba haciendo una "buena" pretemporada, pero no había nada decidido sobre su futuro.

Valverde recordó que era el "entrenador" y que no tenía la capacidad de abrir o cerrar puertas a jugadores, pero si la de estar preparado para trabajar con los que formen parte de la plantilla, por lo que tampoco tenía sentido hablar de rumores sobre otros profesionales como el francés Paul Pogba.

Si tiene muy claro, que al margen de los posibles jugadores que se vayan a incorporar, ninguno va a cambiar el estilo del equipo sino todo lo contrario, deben llegar para enriquecerlo.

Pero dejó muy claro que el Barcelona era un equipo en el que había sitio para todos, y que una vez que se adaptasen podían siempre enriquecer con su aportación, como espera sea la presencia de Vidal.

Lea también: Trump critica a James por una entrevista en la CNN