El Espanyol ha encajado en Mendizorroza frente al Alavés su primera derrota del curso (2-1), después de que Borja Bastón y Rubén Sobrino remontaron el gol de Baptistao.

Fue un partido en el que el VAR tuvo su importancia, ya que actuó en dos ocasiones, que concluyeron con un penalti a favor y un gol anulado a los de Rubi, que terminó el duelo volcado en busca de un empate que nunca llegó.

El equipo vitoriano salió con brío y a los dos minutos de partido, Manu García recogió un rechace en el área visitante y consiguió el primer gol para su equipo, aunque el colegiado Iglesias Villanueva anuló el tanto por una mano previa del capitán de la escuadra vasca.

Con el paso de los minutos el cuadro periquito fue haciéndose con la posesión del balón, pero no logró inquietar a Fernando Pacheco en los primeros 15 minutos de juego en los que apenas hubo ocasiones para los dos contendientes.

El Alavés fue fiel a su estilo e intentó romper la defensa espanyolista al contraataque, una táctica a través de la que llegó una de las mejores ocasiones locales con una rápida transición de Rubén Sobrino que no pudo culminar dentro del área en una jugada en la que la afición local y el jugador reclamaron penalti.

En el minuto 21 fue el brasileño Leo Baptistao el que dio el primer aviso al portero alavesista con un disparo potente que obligó a estirarse al extremeño para despejar el balón a saque de esquina.

Poco después, en el 27, una nueva combinación entre Sobrino y Jony Rodríguez acabó con un disparo del asturiano que no pudo superar a Diego López, quien cerró muy bien su palo.

El primer gol de la tarde lo anotó Leo Baptistao en el minuto 41, después de que, minutos después, el árbitro revisara un saque de esquina con el monitor del VAR y decretara la pena máxima de Víctor Laguardia sobre David López en el intento de remate del central periquito.

Las protestas de los jugadores y la afición vitoriana se sucedieron debido a que el córner donde se produjo el penalti no se debió lanzar ya que el disparo previo de Sergio García tras una buena pared con Borja Iglesias se marchó directamente fuera y Fernando Pacheco no llegó a tocar el esférico.

A los dos minutos del regreso de vestuarios el VAR volvió a actuar para anular un gol de Sergio García por fuera de juego previo de Leo Baptistao, futbolista que asistió al delantero catalán.

En el 56 el Alavés consiguió la igualada con un cabezazo de Borja Bastón a bocajarro, que alcanzó un despeje de Marc Roca y empujó el balón a la red sin oposición para poner el empate a uno con el primer gol en la temporada para la entidad vasca.

Los periquitos no se arrugaron y Leo Baptistao, el atacante más peligroso de los de "Rubi", volvió a poner a prueba a Fernando Pacheco en la jugada posterior, pero el guardameta envió a córner el disparo del brasileño.

Seguidamente, en el 58, los albiazules le dieron la vuelta al marcador con un veloz contraataque conducido por Jony que espero a la llegada de Rubén Sobrino para que el de Daimiel pusiera el 2-1 con un disparo al primer toque que superó a Diego López ante el delirio de la parroquia alavesa.

Con el resultado a favor, los vascos intentaron adormecer el partido adormecer el duelo, pero el Espanyol achuchaba cada vez más y en ese momento apareció Fernando Pacheco con varias paradas consecutivas, especialmente la que hizo a Didac Vila en el 74, tras una buena asistencia de Óscar Melendo al segundo palo.

En la recta final del choque los de Abelardo se defendieron con uñas y dientes, hasta el punto que el asturiano cambió el dibujo de equipo al incluir un tercer central en la línea defensiva albiazul.

El Espanyol buscó el empate hasta el final, pero la victoria se quedó en Mendizorroza.

LEA TAMBIÉN: Mayron George volvió a anotar previo a su regreso a la Selección