Julen Lopetegui, técnico del Real Madrid, dispuso por segundo día de todos sus jugadores para preparar la visita liguera de la cuarta jornada al Athletic Club en San Mamés, en una última sesión con el refuerzo del defensa canterano Javi Sánchez.

Con el regreso del brasileño Casemiro el jueves, Lopetegui dispuso al fin de toda su plantilla tras casi dos semanas de trabajo 'en familia'. Han servido para que jugadores que aún no han disputado minutos y que venían de lesiones, como Jesús Vallejo o Álvaro Odriozola, ganasen ritmo, así como Mariano, ya preparado para disputar sus primeros minutos con el Real Madrid en San Mamés.

En el último entrenamiento de la semana el técnico madridista contó con toda su plantilla, ya sin ningún futbolista en la enfermería ni entrenando al margen, y añadió la presencia de Javi Sánchez al grupo.

La sesión constó de un calentamiento con los habituales rondos que dejaron ver un gran ambiente y series de carrera. A puerta cerrada ejercitaron centros desde las bandas con remates a portería, practicaron la posesión y disputaron partidos en espacios reducidos, según informa la web del club.

Lopetegui tendrá que realizar descartes en la convocatoria que facilitará en la mañana del sábado, con la entrada además de las rotaciones ante el estreno en Liga de Campeones de la próxima semana ante el Roma.

FOTO: REAL MADRID

LEA TAMBIÉN: Escogidos árbitros para última fecha de primera vuelta

Fútbol Nacional