El esloveno Jan Oblak, portero del Atlético de Madrid, ya suma 99 partidos sin recibir ningún gol de los 171 que ha disputado con el conjunto rojiblanco, con 107 tantos en contra, como un hombre esencial para su equipo, como lo fue en el empate sin goles de este sábado en el derbi ante el Real Madrid.

Es el último ejemplo de la seguridad del guardameta, indispensable para un nuevo encuentro sin tantos en contra del Atlético, con la parada que le hizo a Marco Asensio en el minuto 64, y ya al borde de las cien porterías a cero, con la oportunidad más inmediata de alcanzar esa cifra este miércoles frente al Brujas en el duelo de la segunda jornada del grupo A de la Liga de Campeones.

Ya lo ha logrado 99 veces con el conjunto rojiblanco, en contraste con aquel debut en partido oficial del 19 de septiembre de 2014, cuando recibió tres dianas en su estreno frente al Olympiacos en la Liga de Campeones, con una derrota por 3-2 de su equipo, o sus contadas presencias como titular en el primer semestre de 2014-15, con sólo ocho choques jugados de los 42 oficiales del Atlético.

Todo cambió el 17 de marzo de 2015, cuando entró al terreno de juego en sustitución del lesionado Miguel Ángel Moyá en los primeros minutos del duelo de los octavos de final de la Liga de Campeones con el Bayer Leverkusen, cuando asumió ya una titularidad indudable. Desde entonces, ha disputado 163 de los 195 duelos de su conjunto, todos desde el once. Hace dos cursos fue baja por lesión 15 choques.

Ya suma 171 partidos con el Atlético. En todo ese recorrido, 99 han sido sin un solo gol en contra y en 72 ha recibido algún tanto. En total, el guardameta ha encajado 107 dianas con el Atlético, repartidas en cinco años: 18, en 2014-15; 25, en 2015-16; 28, en 2016-17; 28, en 2017-18; y ocho en la actual campaña, en la que ha dejado su portería a cero en tres de los últimos cuatro choques.

LEA TAMBIÉN: Alajuelense renueva dos figuras por los próximos cuatros años