El Barcelona recibe este sábado en el Camp Nou al Leganés con el objetivo de reafirmar su liderato, esperar que el derbi madrileño en el Bernabéu también le reporte un beneficio e igualar a través de un triunfo o un empate el récord de imbatibilidad que aún ostenta la Real Sociedad desde 1980, cuando estuvo 38 partidos sin perder en la Liga.

Para este compromiso el Barcelona también tendrá presente el partido del martes de la semana que viene contra el Roma. A pesar de tener muy orientado el pase a la semifinal de la Liga de Campeones tras el 4-1 de pasado miércoles, es más que probable que el técnico Ernesto Valverde dé descanso a algunos jugadores.

Así, no se espera que Sergio Busquets entre en el equipo titular, e incluso podría no entrar ni en la lista, después de que contra el Roma reapareciese tras superar una fractura de dedo. Al jugar el miércoles infiltrado y notar algunas molestias, por las que solicitó el cambio, todo apunta a un nuevo descanso para entrar en el equipo en Roma.

Otras rotaciones que se podrían producir afectarían en defensa y en al ataque, donde Lionel Messi ya estuvo en el banquillo la semana pasada contra el Sevilla, aunque acabó saliendo para ser el artífice del empate (2-2) tras remontar un 2-0. El argentino tiene muchos números para volver a descansar.

Precisamente Messi fue el gran protagonista del único partido que ha jugado el Leganés en el Camp Nou, donde el año pasado marcó los dos tantos (2-1), el de la victoria de penalti y en el minuto 90, tras un encuentro en el que los azulgrana sufrieron lo indecible para superar al recién ascendido. Aquel partido ha pasado a la historia del club, por haberse alineado diez extranjeros, siendo Sergi Roberto el único español que saltó en el once titular.

Además del interés azulgrana por la victoria e igualar el récord de la Real Sociedad, el Barcelona también tendrá puesto su foco en el derbi madrileño, en el que el Madrid recibe al Atlético el domingo en el Bernabéu. El equipo de Diego Pablo Simeone está a nueve puntos de los barcelonistas y con la diferencia de goles en contra.

Por su parte, el Leganés visita el Camp Nou motivado con la posibilidad de poder darle una sorpresa en su estadio al Barcelona. Los blanquiazules, que cada vez se encuentran más cerca de sellar la salvación matemática en LaLiga Santander, volverán además a jugar fuera de casa tras encadenar dos encuentros como locales ante el Sevilla y el Valencia. En ellos dejaron buenas sensaciones pese a ganar solo el primero y perder el segundo.

A domicilio, sin embargo, el sabor de boca es diferente y no logran un triunfo liguero desde que lo hicieran a mediados del pasado octubre ante el Málaga en La Rosaleda. Además en sus últimas cuatro salidas en LaLiga no han sido capaces de marcar gol, encajando por contra nueve.

En esta ocasión el técnico Asier Garitano contará con las bajas por problemas físicos de los argentinos Martín Mantovani y Alexander Szymanowski. Si bien lo del defensa parece menos preocupante, en el caso del extremo se perderá lo que resta de temporada. A estas dos se suma también la del lateral Diego Rico por sanción.

Además está por ver si entran en la convocatoria Joseba Zaldua y Darko Brasanac. El primero no ha podido completar todos los entrenamientos de la semana aunque estuvo en la previa con el resto, mientras que el segundo ha vuelto a la actividad normal después de perderse el choque precedente.

Dadas las circunstancias quedan también dudas sobre el dibujo que pondrá en escena en equipo tras alinear el entrenador cinco defensas hace unos días en Butarque pese a que habitualmente suele salir con cuatro.

Lea también: Conozca las actividades que podrá disfrutar en el Trophy Tour