Yashinquesada.com

El Real Madrid juvenil se estrenó con una cómoda victoria casera sobre el Roma (3-1), en la primera jornada del grupo G de la Liga de Campeones de la categoría, una competición que no ha ganado el equipo madridista en ninguna de las cinco anteriores ediciones.

Los pupilos de Dani Poyatos, que se estrenaba también como técnico en la competición tras su vuelta a la entidad madridista después de una campaña como ayudante de Jordi Cruyff en el Maccabi Tel Aviv, se mostraron muy superiores a su rival, imprimiendo verticalidad a sus acciones y llegando al descanso con un 2-0 a su favor.

El espigado delantero Pedro Ruiz (m.14), tras recoger un pase en profundidad de Alberto y elevar el esférico ante la salida del meta, y el brasileño Rodrigo (m.30), en notable acción, habían materializado el dominio madridista ante un Roma de más a menos, que salió presionando, buscando la meta local y que con Pezzella pudo haberse adelantado en el marcador apenas iniciada la contienda.

En la segunda mitad, continúo el control y buen hacer madridista. Y pronto el marcador reflejó el 3-0, esta vez obra del lateral Fran García (m.53), al ganar la espalda a la contención visitante y cruzar ante la salida desesperada del portero romanista.

El tercer tanto trajo un cierto relajo en las filas madridistas, lo que fue aprovechado por el Roma para acercarse, y meter miedo, al conjunto local, especialmente en acciones a balón parado.

Fue en un rápido contragolpe cuando el Roma acortó su desventaja en el marcador, en tanto de Gianmarco Cangiano. De ahí al final, se compartió el dominio del balón, pero gozando el Real Madrid de las ocasiones más claras para volver a batir la meta rival. Dos de ellas muy claras en los instantes finales.

En el otro partido del grupo G, empate entre el Plzen y el CSKA Moscú (1-1), lo que convierte al Real Madrid en el primer líder

LEA TAMBIÉN: Equipos grandes se interesan por dos figuras carmelas