Yashinquesada.com

- Tras una primera parte gris, el Real Madrid tuvo que recurrir al desparpajo de dos de sus jóvenes estrellas, Vinicius Júnior y Marco Asensio, para remontar a la Juventus un partido que no pudo empezar peor tras un tempranero gol en propia puerta de Dani Carvajal.

Tras el autogol de Carvajal, el nuevo líder del Madrid, Gareth Bale, logró el empate pocos minutos antes del descanso y Asensio, con dos goles en los que participó el joven extremo brasileño, remató la faena en una segunda mitad de claro color blanco.

A pesar del contundente resultado final, durante los primeros 45 minutos, sin embargo, los españoles fueron de menos a más.

A pesar de que los españoles eran dueños claros del balón, la presión de los italianos impedía a los blancos subir mucho más arriba del centro del campo.
Fruto de esta presión llegó la jugada que permitió a Alex Sandro llegar por la izquierda hasta casi la línea de fondo y realizar un buen pase que Carvajal acabó desviando a gol. El cambio de dirección del balón pilló a Keylor Navas a pie cambiado y nada pudo hacer por atajar el esférico.

Con el paso de los minutos, el intenso calor fue haciendo mella en los jugadores de la Juventus, que ya no llegaban con la misma intensidad a presionar al rival, lo que fue aprovechado por el Real Madrid para ir ganando terreno.

El peligro blanco llegaba sobre todo desde la banda izquierda, donde Sergio Reguilón y, sobre todo, Isco aportaban profundidad.

De hecho, ambos jugadores llegaron a plantarse con el balón en el área en sendas ocasiones, pero sus disparos no llegaron a inquietar a Szczesny, quien apenas tuvo trabajo hasta el gol de Bale, cuando ya se acercaba el descanso.

Tras una serie de rebotes en la frontal del área, el galés se encontró con el balón y empalmó un disparo que, después de tocar ligeramente en Benatia, acabó entrando por la escuadra izquierda del guardameta polaco.

A diferencia de Allegri, que solo efectuó un cambio en el descanso, Lopetegui decidió dar entrada a cinco jugadores, entre ellos Asensio y Vinicius Junior, que dieron un nuevo aire al equipo blanco.

De hecho, el jovencísimo extremo brasileño dejó claro desde el primer minuto su intención de cambiar por completo el guion del partido con su juego eléctrico y en los primeros diez minutos ya había participado en dos goles.

El primero llegó en el minuto 46, tras una gran carrera del flamante fichaje madridista que se adentró en el área con el balón pegado a los pies para acabar cediendo a un Asensio que llegaba desde atrás y que no encontró oposición para marcar al primer toque desde el punto de penalti.

Nueve minutos más tarde, el propio Vinicus Júnior cambió el sentido del juego con un pase largo a la banda izquierda que controló Lucas Vázquez para acabar sirviendo de nuevo a Asensio.

El técnico italiano optó entonces por ir introduciendo nuevos jugadores en el campo, que pese a aportar cierta frescura, poco podían hacer ante un Madrid que se gustaba y que ya no dejaría escapar la victoria.

Llegados a este punto, cuando el encuentro se acercaba a su fin, la nota de color la pusieron los cuatro aficionados que saltaron al campo con la intención de hacerse 'selfies' sobre el césped.

Los blancos disputarán su último partido de la gira estadounidense el próximo martes contra la Roma en el estadio MetLife Stadium (East Rutherford, Nueva Jersey), mientras que la Juventus puso punto y final a su participación en el torneo con el encuentro de hoy.

LEA TAMBIÉN: Pérez Zeledón utilizó un cuarto alternativo y derrotó a San Carlos