Costa Rica recupera la sonrisa a la espera de Gustavo Matosas

Selección Nacional

Con dos victorias como visitante frente a Chile y Perú la selección de Costa Rica recuperó la sonrisa y la tranquilidad al cierre de un 2018 gris y a la espera de que el uruguayo Gustavo Matosas asuma el cargo de seleccionador en enero próximo.

Costa Rica, dirigida por el entrenador interino Ronald González, llegaba a las fechas FIFA de noviembre con la carga de 9 partidos consecutivos sin ganar, incluidos los tres del Mundial de Rusia.

En 2018, los ticos solo habían ganado dos partidos, ambos amistosos, por 0-1 a Escocia y 3-0 a Irlanda del Norte; además de nueve derrotas y un empate.

El pasado viernes ante Chile, Costa Rica rompió la mala racha con una victoria de calidad por 2-3 en la ciudad chilena de Rancagua, en uno de los mejores partidos de los ticos en meses y en el que incluso estuvieron ganando por 0-3.

Los costarricenses mantuvieron el nivel frente a Perú el martes y firmaron otra victoria por idéntico 2-3 en la ciudad de Arequipa.

Dos triunfos que devolvieron la sonrisa a Costa Rica al cierre del año y que dejan decenas de apuntes para el nuevo seleccionador, el uruguayo Gustavo Matosas, quien asumirá el cargo en enero próximo.

McDonald, quien durante su carrera ha tenido problemas dentro del campo por su fuerte temperamento, es uno de los mejores goleadores de los últimos años en la liga costarricense, pero los entrenadores no lo tomaban en cuenta para la selección.

El ariete fue el eje de ataque de Costa Rica ante Chile y Perú con un gran despliegue físico que coronó con un gol frente a los peruanos.

El portero Esteban Alvarado, de poca regularidad en el Trabzonspor turco, también brilló evitando goles en ambos partidos y levanta la mano para pelear por un puesto en la selección, aunque está claro que la titularidad está en manos de Keylor Navas.

En la zaga hubo pocas sorpresas con la titularidad de los mundialistas de Rusia 2018 Kendall Waston, Giancarlo González y Francisco Calvo, a quienes acompañaron en la línea de cinco Ronald Matarrita y los jóvenes laterales derechos Ian Smith y Youstin Salinas, quienes jugaron un partido cada uno en buen nivel.

Sin embargo, el equipo sigue encajando muchos goles, una situación a la que Matosas deberá dar prioridad.

Waston, de 1,95 de estatura, sigue demostrando que es un arma importante en las alturas tanto en defensa como en ataque, algo que constató Chile al ver como el 'gigante' tico le marcaba dos goles en jugadas de tiro de esquina.

Hubo oportunidades para algunos jóvenes que son los llamados a comandar el cambio generacional, pero el que más provecho sacó a estos dos partidos fue el centrocampista Allan Cruz, de constante ida y vuelta que coronó con un gol frente a Perú.

Cruz, de 22 años, fue otro de los puntos altos de Costa Rica y se asoció en el centro del campo con el experimentado Celso Borges, cuya presencia y calidad genera orden y equilibrio al sistema.

El veterano capitán y '10' de Costa Rica, Bryan Ruiz, del Santos, no se halla en su mejor nivel, pero demostró en los choques ante Perú y Chile que sigue siendo una pieza importante a la que es difícil encontrar un sustituto.

Joel Campbell, del Frosinone italiano, firmó una excelente gira por Suramérica con un gol y dos asistencias, siendo un peligro constante para los rivales y una carta imprescindible en 'La Sele'.

El seleccionador Matosas comenzará su trabajo en enero con el reto de afinar la defensa que ha recibido muchos goles en los últimos partidos, de confirmar a figuras jóvenes y de consolidar un juego de ataque.

La primera prueba de Matosas será un amistoso el 2 de febrero como visitante contra Estados Unidos.

LEA TAMBIÉN: Nuevamente, clubes ticos deberán enfrentar a norteamericanos en Concachampions