Francia se consagró como Campeón del Mundo por segunda ocasión en su historia tras derrotar a Croacia y su país lo festeja en grande.

Las calles y la avenida principal de París, los Campos Elíseos, se llenaron de colorido con una gran cantidad de aficionados y sus monumentos principales, como la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo, se abarrotaron de personas.

Festejando el campeonato de Rusia 2018, se desplegaron banderas, y muchos aficionados portaron bengalas durante la celebración.

Les Bleus colocaron la segunda estrella a su escudo luego de esperar 20 años, pues la primera vez que lo hicieron fue en 1998, cuando Francia fue sede del torneo.

Lea también: Empresa belga devolverá dinero tras gol de Hazard