El gol del lateral belga Thomas Meunier contra Inglaterra en el partido por el tercer puesto del Mundial de Rusia 2018, conseguido a los tres minutos y 39 segundos de juego, es el más rápido en la historia de Bélgica en la Copa del Mundo.

El tanto llegó con una jugada por el centro de Kevin de Bruyne para el delantero Romelu Lukaku, que vio el desmarque del lateral izquierdo Nacer Chadli, cuyo centro largo fue rematado por Meunier, libre de marca en la derecha.

Con este gol, diez jugadores belgas diferentes han marcado ya en el Mundial de Rusia 2018 (Lukaku, Hazard, Januzaj, Batshuayi, Mertens, Vertonghen, Fellaini, Chadli, De Bruyne y Meunier.

Los diez anotadores belgas igualan los diez franceses que marcaron en España 1982 y los diez italianos que lo hicieron en Alemania 2006

LEA TAMBIÉN: FA advertida por cánticos políticos y multada por exhibir marcas comerciales