El entrenador de la selección de Bélgica, el español Roberto Martínez, aseguró tras la victoria de su conjunto en el partido del tercer puesto del Mundial de Rusia 2018 (2-0), que su grupo consiguió "la mejor clasificación en la historia de Bélgica" y eso le hace "muy orgulloso".

"Es un privilegio formar parte de este grupo que ha conseguido la mejor clasificación de la historia de Bélgica y eso me hace estar muy orgulloso", señaló el entrenador en la conferencia de prensa posterior al encuentro.

Martínez dijo que, tras seis victorias en siete partidos del Mundial, su "mayor éxito" es haber "convertido en un equipo" a sus jugadores.

"En el fútbol de selecciones uno intenta elegir los jugadores que se adecúan a la forma de jugar, pero lo importante es que se conviertan en un equipo. Nadie ha hablado de su futuro, o de otras cosas, nada más que del equipo", manifestó.

Recordó que "plantaron cara a Brasil" a la que eliminaron en cuartos de final y que han tenido diez goleadores diferentes en el Mundial, lo cual es "un récord" solo compartido por Francia en España 1982 e Italia en Alemania 2006.

"Creo que son estadísticas que muestran nuestra fortaleza como equipo. Somos un equipo, y creo que hacemos un fútbol que nuestros fans disfrutan, ese es nuestro principal éxito", añadió.

Respecto al partido ante Inglaterra valoró que pararon al rival en cuanto a su fortaleza en las jugadas de balón parado y que tuvieron "la energía suficiente" cuatro días después de haber disputado la semifinal.

Preguntado por Romelu Lukaku, que no ha marcado en las eliminatorias, Martínez dijo que el torneo del delantero fue "fantástico" y que "su contribución va más allá de marcar goles".

"Estaba hoy en la alineación tras un partido muy difícil contra Francia, con dolor, quería ayudar igualmente. Aprecio su mentalidad, es un ganador, es nuestro delantero perfecto, por su poder, su capacidad de ocupar a los defensas, no puedo estar más feliz con su contribución y con lo que ha hecho para ayudar al equipo. Él no tomó el torneo para él, sino para contribuir al equipo, eso es una señal de madurez y es uno de los grandes futuros del fútbol belga", dijo.

Para Roberto Martínez, sus jugadores han marcado "un nuevo estándar" para la selección, que debería afectar a las categorías inferiores del combinado nacional, que tendrán que "pelear por éxitos" y contagiarse de su mentalidad.

"Tiene que haber una transición, hemos visto hoy a un jugador muy joven como Tielemans. Tenemos que crear competencia para que los jugadores experimentados puedan estimular a los jóvenes. Creo que aquí hemos marcado una forma de jugar y de trabajar que puede replicarse en la Eurocopa 2020", argumentó.

El seleccionador de Bélgica dijo que escogería "bastantes jugadores" de su equipo para ser mejor jugador del torneo.

"Hazard lleva tres hombres del partido, pero los premios dependen del éxito del equipo. El fútbol es un deporte colectivo, y se tiende a elegir a los mejores del equipo ganador", dijo Martínez.

Explicó que para preparar este partido permitió a sus futbolistas pasar tiempo con sus familias tras la semifinal para que pudieran recuperarse anímicamente, y luego al venir a San Petersburgo vio que tenían "la misma concentración, deseo y apetito por hacer un buen partido".

En cuanto al balance general, reconoció que tras derrotar a Brasil en cuartos "el objetivo era ganar el Mundial".

"Cuando miras atrás, estos jugadores han hecho historia en Bélgica, creo que estos jugadores merecen un reconocimiento, han superado la selección de México 1986", recordó.

"Y la manera en la que lo hemos hecho, nuestro fútbol es fútbol belga, la unidad, la flexibilidad táctica, muestra lo que queremos ser como nación futbolística. Ha sido un viaje de éxito e intentaremos mostrarlo en la próxima oportunidad", finalizó.

Lea también: Luka Modric a los cinco años cuidaba cabras en una montaña llena de lobos