El seleccionador francés Didier Deschamps subrayó este domingo, tras la victoria del equipo 'bleu' en la final del Mundial de Rusia ante la escuadra de Croacia, que se siente "feliz por la felicidad" de sus jugadores.

En una rueda de prensa el preparador galo restó importancia al hecho de ser campeón del mundo como jugador y seleccionador, lo que le permite equipararse con el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

"Significa cerrar un círculo y es un orgullo personal, pero honestamente es algo secundario. Yo me siento feliz por la felicidad de mis jugadores", señaló.

"Estoy sorprendido por la manera en que el grupo ha respondido durante el torneo. Creo que nunca se han venido abajo, tampoco en la final", analizó.

El preparador de Bayona, de 49 años, consideró que esa capacidad "mental y psicológica" les ha hecho "merecer" la copa. "Creímos en nuestras opciones de ganar y somos campeones. Francia va a estar en la cima del mundo durante los próximos cuatro años", celebró.

Tras confesar que se siente "privilegiado" por haber ganado un Campeonato del Mundo como jugador y este otro como seleccionador, Didier Deschamps explicó que a su llegada al vestuario lanzó dos mensajes a los 23 internacionales.

"Primero, les dije que siempre van a estar vinculados a este éxito. Y, después, que todo va a ser diferente a partir de ahora. No quiero decir que esto vaya a cambiar su profesionalidad, pero cuando eres campeón del mundo no hay nada más", indicó.

Preguntado por la clave del triunfo 'bleu', Deschamps destacó que el grupo "siempre se ha mantenido unido".

"Juntos", prosiguió, "es como superamos los momentos complicados", como el partido de la fase de grupos ante la escuadra peruana o el primer cruce eliminatorio, ante la selección argentina.

"Ahí empezó otro torneo y el hecho de ganar un partido difícil, ante la Argentina de Leo Messi, incrementó nuestra confianza. Yo después de ese encuentro empecé a creer que podíamos conseguirlo. El hambre de ganar nos hizo progresar y eso vimos hoy", comentó.

LEA TAMBIÉN: Zlatko Dalic: 'En una final de la Copa del Mundo no se pitan penaltis de ese tipo'