La Selección de Inglaterra se quedó en las Semifinales de la Copa del Mundo; sin embargo, tuvo una buena preparación antes de iniciar la justa debido a que tuvieron un arduo entrenamiento físico con los Royal Marines.

La prensa inglesa señaló que la clave del éxito que tuvieron en la justa mundialista es por el campamento militar en el Centro de Capacitación de Comandos en Lympstone.

Este entrenamiento se dio unas semanas antes de que arrancara el Mundial, con el objetivo de que los futbolistas estuvieran aislados del mundo exterior y concentrados en un entrenamiento militar para que estuvieran en el punto físico ideal.

Una de las lecciones que los Royal Marines les enseñaron a los ingleses fue el compañerismo y esfuerzo, misma enseñanza que habrían trasladado a la Copa del Mundo.

Lea también: David Ramírez: “De los partidos se saca mucho provecho”