Menu



  • Categoría: Crónica Partidos

New Jersey, Estados Unidos. El pase de Kenner Gutiérrez hacia el frente fue perfecto. El centro de Rodney Wallace más que exacto. La firma de Marco Ureña para sentenciar y devolver confianza.

Así, con solo esa jugada, Costa Rica recuperó lo perdido en partidos anteriores y tumbó a Honduras en el inicio de la Copa Oro 2017.

Sufriendo de vez en cuando, pero amarrando el resultado con lo justo, la Tricolor hincó a su rival y de paso dejó claro que no hay paternidades en la actualidad.

Con el 1-0 fue suficiente pero aún hay detalles por mejorar. La inclusión de última hora del propio Kenner encajó perfectamente en el once inicial.

Lo de Rodney fue destacado por su participación y por esa asistencia que supo caer en los pies correctos. Patrick Pemberton salvó en el momento oportuno para evitar un tropezón.

Eso sí, con todo lo positivo, también hay que dejar claro que Honduras perdonó en más de una ocasión. En el primer tiempo y en el segundo, empero, esa falta de definición ya no es problema del cuerpo técnico nacional.

Lea También: Presidente de CONCACAF da una luz para Copa Oro en Costa Rica

Bastó con el puntillazo. Costa Rica siempre tiene eso de atacar, provocar, sentenciar pero luego sufrir un poco más de lo necesario.

Después de fallidos intentos, al 39' Ureña le cambió la trayectoria al balón que esperaba el arquero Luis López. Toda la jugada por el sector izquierdo terminó en un buen puerto.

No obstante, a partir de ahí comenzó un naufragio por fracciones que terminó en lamentos hondureños. Al final, Costa Rica sumó sus primeros tres puntos y comparte la punta con Canadá.

Triunfo vital que devuelve confianza, respaldo y aire puro, mucho aire...

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: Copa Oro,
Encuentro Deportivo