Menu



El delantero Clint Dempsey, el "Vaquero" de la selección de Estados Unidos, vio cumplido el gran sueño de triunfar de nuevo en su tierra natal de Texas y hacerlo con un gol que aseguró la victoria por 2-0 del equipo de las Barras y las Estrellas ante Costa Rica en las semifinales de la decimocuarta edición de la Copa Oro.

Sólo necesitó 27 minutos en la segunda parte para ser la gran figura del equipo, el que aportó en el campo la mejor clase futbolística y el que dio la asistencia del primer gol de Estados Unidos, logrado al minuto 72 por Jozy Altidore, y el suyo propio a los 82, con el que sentenció, gracias a un tiro libre perfecto.

"Vi que el portero --Patrick Pemberton-- estaba un poco alejado, tiré y el balón se fue dentro", explicó Dempsey la manera como ejecutó el histórico gol. "Pero en absoluto pensé que se trataba de algo especial en cuanto a las estadísticas sino a lo que significaba para el equipo, mi familia, amigos que me vinieron a ver y aficionados".

El gol fue histórico porque llegó a los 57 como jugador de Estados Unidos para empatar la mejor marca de todos los tiempos que estaba en poder de Landon Donovan.

Mientras que Altidore, con 38 goles, ya es también tercero en la selecta lista.

"Es una gran alegría el haber conseguido no solo el gol, en Dallas, una ciudad de grandes recuerdos de mi infancia cuando me formaba futbolísticamente, sino también por haberle dado la victoria a nuestro equipo", declaró Dempsey.

El entrenador de Estados Unidos, Bruce Arena, decidió no sacarlo de titular, prefirió al joven Jordan Morris para que trabajase duro con la defensa de Costa Rica en la estrategia de restarle fuerzas físicas y cuando esto había ocurrido hizo el cambio clave del partido.

Lea También: Suspenden a futbolistas de El Salvador que mordieron a rivales

A pesar de la baja por los problemas cardíacos que sufrió el año pasado, Dempsey en su vuelta a la selección anotó tres veces en la victoria por 6-0 contra Honduras en marzo, sin notar para nada la ausencia de casi un año de falta de competición.

El veterano internacional estadounidense no es ajeno a anotar grandes goles, encontró la red contra Egipto, España y Brasil cuando el equipo de las barras y las estrellas llegó a la final de la Copa FIFA Confederaciones 2009.

"Nunca me preocupa el valor individual de mis goles, ni juego para eso, sino todo lo contrario para que el equipo al final consiga la victoria y cada día sea mejor", destaco Dempsey. "Los compañeros fueron los que antes que saliese yo hicieron un gran partido".

También anotó el gol de empate contra Inglaterra en el primer juego de los estadounidenses en a Copa Mundial de 2010 y también a los 30 segundos contra Ghana en el debut de Estados Unidos en la Copa Mundial de 2014 en Brasil.

"Ahora lo que tenemos que pensar es el partido de la final sin importar el rival y conseguir el objetivo principal que no es otro que llevarnos el título", agregó Dempsey. "El partido frente a Costa Rica demostramos que cuando jugamos en equipo y luchamos somos difíciles de ganar".

e-max.it: your social media marketing partner
Tagged under: Copa Oro,
Encuentro Deportivo