Menu

  • Categoría: Selección Mayor - Crónica

La selección de Brasil se sacudió hoy el trauma del "Mineirazo" al batir de forma sensacional por 3-0 a su archirrival Argentina en el gran clásico del fútbol sudamericano en la undécima fecha de la eliminatoria mundialista.

En su primer encuentro en el estadio Mineirao de Belo Horizonte tras el traumático 7-1 contra Alemania en el Mundial de 2014, la "canarinha" se reconcilió con su público fulminando al equipo de Lionel Messi con un vistoso fútbol de contragolpe.

Philippe Coutinho, en el minuto 24, Neymar, en el 45', y Paulinho, en el 58', sellaron la victoria para el nuevo Brasil del técnico Tite, que con el resultado se afianza como líder indiscutido de la eliminatoria y consigue su quinta victoria consecutiva.

La Argentina entrenada por Edgardo Bauza, por su parte, ahondó su crisis y sigue sexta en la clasificación, de momento fuera de Rusia 2018.

Neymar, que no había conseguido marcar nunca un gol jugando contra un equipo de Messi, se sacó la espina en su duelo personal con su amigo y compañero en el Barcelona, y dejó el balance de los cruces individuales entre ambos en 3-2, aún a favor del crack argentino.

Mientras "Ney" fue con su velocidad y dribbling el jugador desequilibrante en la cancha, "La Pulga" estuvo desnortada en la cancha del Mineirao, sin poder marcar diferencias ni dar un impulso decisivo a su equipo como cuando lleva la camiseta azulgrana en España.

El clásico arrancó de forma pareja. Argentina controlaba mejor la pelota, pero Brasil buscaba con éxito la velocidad para llegar al arco de Sergio Romero, un nuevo recurso de Tite, defensor de un fútbol ofensivo y dinámico con el pentacampeón.

Messi bajó en los primeros minutos por la banda casi hasta su área para intentar cubrir a su amigo Neymar. Al crack argentino se le vio regresando bastante para buscar la pelota. El juego fue interrumpido en esa fase, eso sí, por varias faltas de ambos equipos.

Lea También: Uruguay vence a Ecuador y se afirma en lo alto de la clasificación

En el 23', Messi alcanzó un pelota cerca a la línea de fondo y pasó para atrás para que Lucas Biglia fuerce con un potente disparo a intervenir al arquero Alisson. Ángel Di María no llegó al rebote.

Un minuto después, sin embargo, Coutinho levantó a las gradas del Mineirao con un bombazo cruzado desde la izquierda, tras entrar en diagonal a pase de Neymar, que sacudió las redes del arco de Romero.

Argentina aumentó la presión después, pero la "canarinha" seguía explotando la velocidad para llegar con peligro. Messi tuvo un tiro libre desde el borde del área que estrelló en la barrera en el 36', pero casi inmediatamente después Neymar respondió con una sensacional llegada al arco albiceleste, que no acabó en gol por el palo.

El tanto llegó sin embargo en la siguiente jugada, un contragolpe letal iniciado por Gabriel Jesus, que dejó con un gran pase al astro del Barcelona solo delante de Romero para definir.

El "Patón" Bauza reforzó el ataque al arrancar el segundo tiempo con Sergio Agüero en reemplazo del volante Enzo Pérez. Con ello, los "albicelestes" se adueñaron de la pelota en los primeros minutos tras el descanso.

La táctica, sin embargo, no funcionó. Pese a su dominio, el equipo de Bauza profundizó su desequilibrio y recibió el siguiente tanto cuando la defensa no supo sacar la pelota y Paulinho llegó desde atrás para mandarla al fondo del arco.

Las gradas del Mineirao, que no se llenaron esta vez en la calurosa noche brasileña, empezaron después del gol a celebrar al seleccionador con cánticos de "Olé, olé, olé, Tite, Tite".

El ex técnico del Corinthians, que heredó hace unos meses a un Brasil en crisis de las manos de Carlos Dunga, tiene con la goleada de hoy un balance perfecto de cinco victorias en cinco partidos.

Los brasileños desperdiciaron en los últimos minutos varias ocasiones de aumentar el marcador con veloces incursiones hasta la línea de fondo sobre todo de Neymar, que fue esta noche el mejor 10 sobre el césped.

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo